Las Provincias

La mejora de la A-7 entre Nules y Sagunto, aparcada siete años

Las entradas a la ciudad de Valencia no son las únicas carreteras con proyectos de mejoras o ampliación pendientes de un empuje por parte del Ministerio de Fomento. En Castellón, el proyecto del tercer carril de la A-7 entre Sagunto y Nules está parado desde 2009, año en que se adjudicó el proyecto constructivo a la empresa Euroestudios SL por 741.310,5 euros, un precio por debajo de lo licitado, que ascendía a 892.000 euros.

Desde comienzos de octubre esta carretera, a su paso por la Vall d'Uixó, es foco de polémica por las obras de rehabilitación del firme que acomete Fomento y que se prolongarán, en principio, hasta marzo. Con una calzada cortada, la otra se ha quedado reducida a un carril con doble sentido de circulación, lo que ha obligado a establecer como itinerario alternativo la N-340. Una decisión que ha provocado las críticas de la Generalitat y de los municipios afectados que han reclamado al Gobierno la gratuidad de la AP-7 mientras duren los trabajos.

De ahí que también se haya recordado la existencia de un proyecto del que no ha vuelto a saberse nada en siete años. El documento sobre la ampliación del tercer carril entre Nules y Sagunto debería haberse terminado en 2010. El objetivo de esta actuación era mejorar la capacidad de circulación y seguridad del vial, en un tramo de 23 kilómetros en los que se registraban una media de 45.000 desplazamientos diarios, según los datos de encargo del estudio.