Las Provincias

Rascanya lidera el reparto de los siete millones en obras que votarán los vecinos

valencia. La junta de gobierno aprobó ayer la distribución de los siete millones de euros de inversiones municipales que decidirán los vecinos el próximo año mediante votación. De los 19 distritos y pedanías, el que saldrá mejor parado es Rascanya, al igual que este ejercicio, con un total de 480.147 euros.

El concejal de Participación Ciudadana, Jordi Peris, adelantó esta semana que el criterio de distribución sería la población, la renta media y una ponderación de los equipamientos públicos. El resultado ha sido un listado que encabeza el citado distrito, formado por Orriols y Torrefiel, seguido de las pedanías del oeste (Benimàmet y Beniferri), seguido por Quatre Carreres y Jesús. En el otro extremo, Ciutat Vella se llevará sólo 142.178 euros de este presupuesto.

Esto último fue criticado ayer por Trini Piquer, una de las portavoces de la coordinadora vecinal de Ciutat Vella, al señalar que los barrios de este distrito «tienen pendientes muchas mejoras», para rechazar los criterios empleados por el Consistorio.

Este año, la partida para el centro histórico ha servido sólo para la reordenación del tráfico en las calles Salvador y Serranos, entre otras, aunque está pendiente la colocación de cámaras para controlar los accesos y detectar vehículos no autorizados.

La distribución presupuestaria se puede consultar en la web decidimVLC.valencia.es, donde figura la relación de fechas y locales en los que a partir del lunes comienzan las reuniones en cada uno de los distritos. En ellas se constituirán los Grupos de Trabajo para decidir propuestas.