Las Provincias

Fachada de la Piscina Valencia. :: j. j. monzó
Fachada de la Piscina Valencia. :: j. j. monzó

La gestión de Piscina Valencia se adjudica tras dos recursos y 20 meses de tramitación

  • El Ayuntamiento aprueba la concesión para los próximos 45 años y una inversión mínima de 12,7 millones

valencia. Bastante más largo que un parto y casi tan doloroso. La junta de gobierno tiene previsto dar cuenta hoy de la desestimación del segundo recurso presentado en el concurso de reforma y gestión de las instalaciones de Piscina Valencia, en el paseo de la Alameda, con lo que se podrá aprobar de esta manera la adjudicación a la firma Demmero Group 21 S.L., quien resultó en primer lugar en la puntuación del proceso.

La concejala de Deportes, Maite Girau, comentó ayer que la empresa quiere empezar las obras «lo antes posible», por lo que se fijará una serie de reuniones y visitas al inmueble para perfilar la licencia de obras, todavía sin conceder. El concurso se aprobó en marzo del pasado año con el anterior gobierno municipal y se ha convertido en uno de los más complicados de los últimos ejercicios del Consistorio.

Tras las elecciones municipales, el tripartito paralizó el proceso para ver si convenía la gestión directa de la piscina cubierta, aunque luego esto fue desestimado en favor de la indirecta. Luego llegaron los recursos, el último presentado después de la adjudicación del pasado 1 de julio.

La resolución que se verá hoy en la junta de gobierno permitirá el requerimiento a la empresa para que finalice los trámites. La piscina permanecerá cerrada más de un año por las obras de reforma, donde en síntesis se vaciará el interior del inmueble por completo.

Hasta la piscina cambiará al tener menos profundidad, gracias a la eliminación del trampolín actual. Los accesos al edificio están tapiados tras detectarse este verano la entrada a las instalaciones. En total, la empresa asume una inversión de 12,7 millones de euros para una concesión de 45 años.

Girau comentó que habrá un periodo de carencia en el pago del canon, para facilitar a la concesionaria el periodo de obras. El exterior del inmueble no cambiará salvo en la parte trasera, recayente al Palacio de la Exposición y donde el pliego de condiciones obliga a una serie de mejoras estéticas. La fachada seguirá igual pese a que no se trata de un inmueble protegido, aunque en el concurso se indica que esta decisión se debe al entorno del paseo de la Alameda.

La piscina cerró sus puertas en julio de 2014 debido a los problemas financieros del anterior concesionario. Demmero Group 21 gestiona también los polideportivos de Alfafar y la Patacona (Alboraya) y ganó un proceso al que se presentaron otras cuatro empresas. La firma logró 86,03 puntos y además de la inversión citada se compromete a reducir en cinco semanas la presentación del proyecto.