Las Provincias

Uno de cada cuatro hogares valencianos está habitado por una sola persona

  • La Comunitat perderá 115.000 habitantes en 15 años por la caída de la natalidad y el incremento de las defunciones

valencia. El techo de los cinco millones de habitantes alcanzado en la Comunitat durante el boom de la inmigración parece un récord que difícilmente se batirá, al menos en las próximas décadas. Así lo aseguran los últimos informes elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que prevén una progresiva caída de la población por el aumento de defunciones y la bajada de la natalidad frente a un incremento del número de hogares. Como consecuencia, la cantidad de valencianos que viven solos también crecerá.

En concreto, según reflejan los informes del órgano estatal, la Comunitat cuenta, en la actualidad, con dos millones de hogares y una población de poco más de 4,9 millones de residentes. El porcentaje de hogares unipersonales, es decir, habitados por un único individuo asciende al 25,9%, por lo que en prácticamente medio millón de inmuebles vive una sola persona, lo que supone uno de cada cuatro. El perfil mayoritario es el de una mujer mayor de 65 años.

Las previsiones de futuro que maneja uno de los estudios, denominado Proyección de hogares 2016-2031, apuntan a que en los próximos 15 años aumentará la cantidad de hogares en la Comunitat en unos 35.300, lo que supone cerca de un 2% más de la cifra actual. El número de viviendas con un sólo habitante se incrementará en este periodo, siempre según el informe, hasta el 29,3%, por lo que en 2031 serán ya cerca de 600.000 las personas que vivan solas; unas 100.000 más que en la actualidad. En este periodo, por contra, caerá el número de residentes en la Comunitat en cerca de 115.000, como apunta el estudio Proyecciones de población 2016-2066 (a nivel nacional, las predicciones el INE las realiza a 50 años, pero el detalle autonómico lo limita a 2031). En concreto, la población en la Comunitat disminuirá en los próximos 15 años hasta los, aproximadamente, 4.817.000 vecinos; una reducción del 2,3% con respecto a la cifra actual.

Ni siquiera el saldo migratorio proyectado, tanto a nivel internacional como procedente de otras autonomías, consigue compensar el desplome de población. Así, según el informe, la Comunitat ganará en los próximos 15 años unos 4.000 inmigrantes extranjeros (restando los que se marchan a los que llegan) y 800 residentes que vendrán de otras comunidades autónomas españolas.

Tal y como detalla el estudio, la reducción de la población residente «se debería, principalmente, al progresivo aumento de las defunciones y a la disminución de los nacimientos», lo que desembocaría en un saldo vegetativo negativo (en el caso de la Comunitat, de -30,8 por cada mil habitantes).

Fertilidad y envejecimiento

Por un lado, el número de nacimientos «seguiría reduciéndose en los próximos años, continuando con la tendencia iniciada en 2009» y «determinado, sobre todo, por la reducción del número de mujeres en edad fértil. Por otro, el número de defunciones «seguiría creciendo como consecuencia del envejecimiento poblacional», pese al aumento de la esperanza de vida.

Por edades, y de mantenerse la situación demográfica de la actualidad, la pérdida de población se concentraría en el tramo entre 30 y 49 años. Por el contrario, la población se incrementaría en la mitad superior de la pirámide de población. De hecho, todos los grupos de edad a partir de los 70 años experimentarían un crecimiento de efectivos. Por tanto, también crecerá la tasa de dependencia (el cociente entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la población de 16 a 64 años), así como la población centenaria.

En relación a los hogares, entre 2016 y 2031 los más pequeños (de una o dos personas) seguirían creciendo, mientras que los de mayor tamaño se reducirían, en particular los de cinco o más personas, manteniendo así la tendencia de los últimos años. Y aunque los hogares en los que vive una sola persona son los que mostrarían un mayor incremento en los 15 próximos años, los formados por dos residentes seguirían siendo el tipo más frecuente en 2031. Los de tres o más personas mantendrían tasas de crecimiento negativas a lo largo del periodo 2016-2031.