Las Provincias

El PP pide que un informe jurídico avale el cambio de nombre sólo en valenciano

Sesión plenaria en el Ayuntamiento celebrada el pasado mayo. :: irene marsilla
Sesión plenaria en el Ayuntamiento celebrada el pasado mayo. :: irene marsilla
  • La oposición lleva hoy una alternativa a la comisión para reiniciar el expediente con el topónimo también en castellano

El grupo popular intentará hoy en la comisión de Desarrollo Humano que se anule el expediente promovido por el tripartito para que el nombre oficial de Valencia sea sólo en valenciano. El portavoz de esta formación, Eusebio Monzó, anunció ayer que llevarán una propuesta alternativa para su votación, además de requerir un informe jurídico sobre la legalidad del procedimiento en caso de que sea desestimada por el gobierno.

En la alternativa se propone también que el futuro expediente incluya una doble denominación del nombre de la ciudad, en valenciano y en castellano. Como publicó ayer LAS PROVINCIAS, una veintena de asociaciones e instituciones valencianas apuestan por esto como lo más adecuado para reflejar la realidad social de la capital valenciana.

La medida será defendida por los concejales Cristóbal Grau y María Jesús Puchalt y responde a las dudas sobre que la tramitación seguida desde marzo no haya sido la correcta. No en vano, la comisión dará cuenta de un informe técnico pedido por la Generalitat, quien frenó la propuesta del alcalde Ribó porque no estaba justificada según establece la legislación autonómica.

La alternativa del PP propone atender el requerimiento de la Dirección General de Administración Local, de fecha 30 de septiembre, aunque no con el informe de 14 páginas realizado por el Gabinete de Normalización Lingüística del Ayuntamiento, sino con uno nuevo.

«Hay que recabar los informes de particulares o entidades con autoridad sobre el tema que justifiquen adecuadamente el cambio», se indica, para «dar cumplimiento a lo que así exige el artículo 2 del Decreto 58/1992, de 13 de abril, del Gobierno valenciano, por el que se regula el procedimiento de alteración del nombre de los municipios».

El gobierno tripartito llevó al pleno de marzo una moción para que el nombre oficial de la ciudad sea sólo en valenciano, lo que fue avalado por la propuesta del alcalde Ribó. La propuesta que se lleva hoy a la comisión está pendiente de que sea aceptada para su votación, dado que no se ha llegado a presentar como moción.

Debido a la importancia del asunto, desde el PP consideraron que no permitirla «sería otro ejemplo de que imponer el nombre sólo en valenciano es una alcaldada». Monzó envió esta semana una carta a todos los grupos municipales para pedir un nuevo expediente, empezar desde cero abriendo otra vez el periodo de alegaciones, para garantizar por completo la legalidad del cambio. En este contexto, se reclama que los informes a entidades con autoridad con el tema deberían también pronunciarse sobre la «propuesta de que la denominación de la ciudad sea en las dos lenguas».

En cuanto a los motivos de pedir un informe jurídico, se habla de preguntar si «las actuaciones realizadas en el expediente (actual) permiten dar por cumplido el requerimiento de la Dirección General de Administración Local».

También si antes del acuerdo del pleno del Consell se deben «recabar informes de particulares o entidades con autoridad sobre el tema». El informe técnico es una suma de referencias conocidas, como el 'Corpus toponímic' de la Acadèmia Valenciana de la Llengua de 2009, donde se indica que el nombre de la ciudad en valenciano es 'València'.

Pero esto no impide, precisaron desde el PP, que se apruebe una doble denominación. Otro de los apartados del documento es una «aprobación por asentimiento» de la nueva denominación en un pleno celebrado en 2009, algo que la oposición niega al considerar que el grupo socialista retiró la moción.