Las Provincias

Las entidades culturales valencianistas defienden que el acento sea cerrado

  • La Acadèmia Valenciana de la Llengua tendrá un mes para informar acerca del cambio de denominación y enviarlo de nuevo a la Generalitat

El gobierno municipal inició la tramitación del cambio de topónimo a finales de marzo, con una moción presentada directamente por la alcaldía, para después de su aprobación inicial en el pleno, donde en primera instancia no encontró el voto en contra de los dos grupos de la oposición, sacar la modificación a exposición al público para las alegaciones.

Tanto las tres presentadas por entidades valencianistas (Lo Rat Penat, Real Academia de Cultura Valenciana y Asociación de Escritores en Lengua Valenciana) como dos de particulares, se centraron en que el topónimo debía ser con el acento cerrado, aludiendo a circunstancias históricas. El informe que se enviará a la Generalitat tras su aprobación en el Consistorio señala que el informe de la Real Academia de Cultura Valenciana, donde se suman las demás alegaciones, contiene «afirmaciones que no son inciertas, pero omite datos relevantes en lo que respecta a las tesis de diversos especialistas sobre el tema y sobre todo, de algunos cambios en las llamadas Normas del Puig, que a lo largo de los años han atrasado la adaptación al valenciano del nombre oficial del valenciano, cuestión que no se había abordado hasta ahora». En todo caso, la propuesta de 'Valéncia' fue desestimada.

Entre los fundamentos de derecho se cita que la Ley de Bases de Régimen Local habla de las tres alternativas, monolingüe en cualquiera de los dos idiomas oficiales con la doble denominación.

Con el informe que se adjuntará, la Conselleria de Justicia debe pedir un informe a la Acadèmia Valenciana de la Llengua, que tendrá un mes a partir de su recepción para elaborarlo. Así las cosas, es difícil que el asunto llegue a manos del pleno del Consell este año, sobre todo porque el PP sostiene que este informe no es adecuado.