Las Provincias

El Arzobispado hará un estudio sociológico de las misas para lograr mayor participación

  • La propuesta se enmarca en el nuevo proyecto pastoral de la diócesis para los próximos años, que entrará en vigor el próximo mes

valencia. Mayor participación en las misas dominicales. Ese es el objetivo que se ha marcado el Arzobispado de Valencia con el encargo de un estudio sociológico en toda la diócesis sobre la celebración de la eucaristía para conocer los motivos que llevan a los fieles a dejar de acudir a la parroquia. Es una de las líneas de trabajo recogidas en el nuevo proyecto pastoral de la archidiócesis valentina, que se aprobó ayer en la Catedral y que entrará en vigor el próximo mes una vez sea ratificado por el arzobispo, el cardenal Antonio Cañizares.

El plan reúne 233 acciones que servirán para marcar el trabajo de parroquias, sacerdotes y laicos en los próximos años. Con ellas Cañizares pretende edificar «una diócesis en Valencia muy cercana, acogedora, próxima a todos, una diócesis misionera», según dijo durante su intervención ante el millar de personas que participó en la asamblea diocesana y que entonaron el 'Cumpleaños feliz' ya que el purpurado cumplía años.

Con el estudio sobre las misas, el Arzobispado quiere acercar esta celebración litúrgica «a todos», de forma que las parroquias tendrán que procurar unas eucaristías «más vivas, comprometidas y participativas», en las que adquieran mayor presencia los lectores o los coros parroquiales.

En este sentido, también se busca que aquellos que acudan a la iglesia para algún sacramento (bodas, bautizos o comuniones) «los vivan no como un evento social o una simple tradición cultural, sino en su verdadera dimensión de acontecimientos salvíficos que suscitan el compromiso cristiano», según recoge el documento. La implicación de las familias en la catequesis de los hijos es otro de los aspectos en los que se hace hincapié.

Evangelizar en las fiestas

El llamado Proyecto Diocesano de Pastoral Evangelizadora, que sustituye a los itinerarios diocesanos de renovación y evangelización, urge a reforzar la presencia de la enseñanza religiosa tanto en la escuela pública como concertada y privada, además de resaltar que se debe «cuidar su calidad» y sensibilizar los padres «de su importancia para una educación integral».

Las fiestas religiosas (o religiosidad popular) también tienen su capítulo, pues el plan insiste en convertirlas «en cauce de evangelización», algo que Cañizares ha pedido en diversas ocasiones a la Semana Santa Marinera. En el caso de los sacerdotes, el documento reclama «más tiempo en los confesionarios» para que los fieles puedan acercarse en un «horario claro y fijo».