Las Provincias

Ribó firma el pacto con la FAO para impulsar campañas contra el hambre y mejoras en nutrición

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, firmó ayer en Roma un acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para luchar «contra el hambre y el desperdicio de alimentos y mejorar la nutrición en zonas urbanas», según se indicó en un comunicado.

Valencia ha sido elegida como anfitriona del próximo encuentro de las más de cien ciudades que el año pasado se adhirieron al Pacto de Milán sobre Política Alimentaria Urbana, un compromiso destinado a la lucha contra el hambre y a la mejora de la nutrición. También tendrá el título de Capital Mundial de la Alimentación.

El acuerdo firmado entre el director general de la FAO, José Graziano da Silva, y el alcalde Ribó sienta las bases para promover la aplicación del pacto, una promesa para «impulsar sistemas alimentarios más justos y más racionales ecológicamente en las zonas urbanas firmado ya por 130 ciudades».

«Es un error pensar que las ciudades no tienen un papel activo que jugar en temas de seguridad alimentaria y nutricional», afirmó el director General de la FAO, destacando la sobrealimentación -que deriva en obesidad- y los desperdicios de alimentos como algunos de los retos más apremiantes.