Las Provincias

Un de las cámaras de vigilancia de El Saler. :: j. peiro
Un de las cámaras de vigilancia de El Saler. :: j. peiro

El Ayuntamiento paga por tener cámaras en terrazas de El Saler que no funcionan

  • El PP denuncia que el tripartito renueva por segundo año los arrendamientos y no aclara cuándo reparará la detección de incendios

El Ayuntamiento tiene previsto aprobar hoy la prórroga automática del alquiler de una de las terrazas de los apartamentos de El Saler que sirven para colocar cámaras de vídeo y de infrarrojos dedicadas a detectar incendios forestales. El problema es que el sistema no funciona, según el PP desde mayo de 2015 y según el tripartito desde un año antes.

En todo caso, fuentes cercanas al gobierno municipal confirmaron que las cámaras «no funcionan» y que la delegación de Protección Ciudadana baraja alternativas para mejorar la detección de incendios, así como su extinción. Este verano, la anterior responsable de la concejalía, Sandra Gómez, anunció la posibilidad de incorporar en la Devesa algo parecido a lo instalado en El Vedat de Torrent hace años, una especie de aspersores gigantes alrededor de las zonas residenciales.

Eso o volver a montar las cámaras instaladas en 2004 con otros sistema. El concejal del grupo popular Félix Crespo señaló ayer que el tripartito «prorroga dos veces el contrato de alquiler de las azoteas en las que se ubican las cámaras de detección de incendios sin que estas funcionen», asegurando que pasó lo mismo el pasado año.

El edil indicó que preguntarán en el pleno «por estos hechos y solicitaremos que se reparen cuanto antes. Existe riesgo de incendio todo el año por lo que nos preocupa su inoperatividad Al inicio del periodo estival denunciamos que no funcionaban, con el agravante de un pago por algo que no se utiliza».

El sistema Dister fue ideado por un equipo de la Universitat Politècnica y funciona desde 2004. Las cámaras están situadas en tres torres de apartamentos, mientras que los tres centros de control están en el Parque de Bomberos de la avenida de la Plata, además de las instalaciones de la Devesa de El Saler y un vehículo de coordinación avanzada, donde llegarían las imágenes de los equipos de vídeo e infrarrojos.

El pasado mayo, cuando se destaparon las críticas por los fallos del sistema, desde el PP aseguraron que estaba pendiente de algunas reparaciones, aunque el nuevo mandato impidió finalizar el encargo.

Coste barato

El arrendamiento de las tres terrazas es muy económico, apenas 2.300 euros anuales, aunque fuentes del PP denunciaron que se paga «sin ninguna razón, simplemente porque estaba así el contrato». Apuntaron que el gobierno municipal «reparará las cámaras, por lo que han decidido mantener el alquiler».

En todo caso dijeron que apoyarán «nuevas iniciativas que contribuyan a la mejora de la protección de este maravilloso espacio protegido». La Devesa tiene una superficie de 850 hectáreas y el alquiler se renovará automáticamente hasta el 14 de noviembre de 2017.

El sistema es capaz de detectar alteraciones de calor de unos pequeños grados, por lo que discrimina os incrementos debido a calentamiento de la chapa de un coche o un objeto metálico tirado en el suelo.