Las Provincias

El tripartito denuncia 15 meses después la falta de asistencia técnica en la sala del 092

  • Menguzzato dice que en 2017 adjudicará el mantenimiento del Centro de Emergencias y culpa al PP de no poder arreglar la avería

valencia. Quince meses después de la toma de posesión de Joan Ribó como alcalde de Valencia, el gobierno tripartito denunció ayer que los problemas ocurridos en la sala del 092 este fin de semana, cuando se cayó por completo el sistema informático, se deben a la falta de un contrato de mantenimiento, para culpar así a los anteriores gestores del Partido Popular.

Fue la delegada de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, quien destacó tras una reunión con vecinos del Cabanyal que era cierta la denuncia del edil del PP Félix Crespo de los fallos ocurridos durante el fin de semana, con la ciudad plagada de actos en la calle con motivo del 9 d'Octubre, aunque eludió cualquier responsabilidad.

Menguzzato es concejal de Protección Ciudadana desde el pasado 5 de septiembre, mientras que en los 14 meses anteriores ostentó esta competencia la actual portavoz del gobierno municipal, Sandra Gómez. Sea como sea, el caso es que hasta 2017 no se incluirá en el Presupuesto municipal una partida para la asistencia técnica de la sala del 092.

El llamado oficialmente Centro Integral de Seguridad y Emergencias (CISE) se inauguró en 2012 y desde entonces ha funcionado «perfectamente, con algunas averías que han durado apenas unas horas. El mantenimiento lo hacía la empresa que instaló el sistema informático, por lo que desconocemos qué ha pasado ahora», señalaron fuentes del PP a LAS PROVINCIAS.

Menguzzato dijo que aquellos que tuvieron la «gran idea de hacer este sistema, deben tener mucho valor para pedir explicaciones», en referencia a la denuncia el día anterior del grupo popular. Reiteró que no se dejaron de atender servicios y que todo se hizo «de manera manual». Desde el grupo popular replicaron que «lo curioso es que ahora digan que no hay servicio de mantenimiento para el Centro de Emergencias, precisamente cuando se ha producido una avería tan grave. Si no lo sabían, mal, pero si lo sabían y no han hecho nada hasta ahora, peor».

La edil comentó que se dio «respuesta a todo. Esto (la sala del 092) es una idea de 2012, cuando se decide montar este sistema para hacerse una foto y no se contrató ni un servicio de mantenimiento. No lo había para el sistema de mandos ni de control, ni para los 50 ordenadores ni las 200 cámaras. Por primera vez, en 2017, se hará un concurso para el mantenimiento». «Vamos a poner la solución a estar gran y brillante idea», ironizó Menguzzato, para criticar que el PP «se asombra de que el sistema caiga».

A la polémica se sumó ayer el grupo municipal de Ciudadanos, quien consideró «inaceptable» la tardanza del tripartito en solucionar los fallos informáticos que se padecieron en la sala 092 el fin de semana.

«Los sistemas han fallado y los trabajadores que se encontraban en la sala no sabían a quién acudir. La solución debería haberse subsanado en el mejor tiempo posible y no fue así. Los empleados tuvieron que utilizar medios manuales para atender a los ciudadanos, lo que provocó retrasos en los avisos», explicó.

La edil anunció la presentación de 36 preguntas referidas al fallo de los sistemas informáticos con el fin de esclarecer lo ocurrido el pasado fin de semana. Jiménez recordó que, en la comisión de Participación del pasado septiembre, la concejal Menguzzato negó la existencia de deficiencias. La edil censuró las «excusas de mal gestor» utilizadas para intentar minimizar la falta de medios informáticos. «La herencia recibida ya no justifica las carencias en la gestión», señaló Jiménez.