Las Provincias

Los residentes ponen la venta de drogas al menudeo como la causa de la mala situación

Los vecinos tienen claro que uno de los problemas más serios que tiene el Cabanyal es la venta de droga al menudeo. El portavoz de la plataforma vecinal, Faustino Villora, enumeró tras la reunión con el alcalde una serie de direcciones donde están convencidos de que se trafica.

De ahí que considerase como importante la apertura de un retén policial. Del encuentro salieron «esperanzados, creemos que ha habido buena recepción para que la gente pueda vivir con normalidad en sus casas».

La entidad llegó a plantear una denuncia judicial contra el Consistorio por la vulneración del derecho al descanso, aunque esa vía se ha abandonado de momento. Villora se mostró convencido de que se «tomarán las medidas necesarias para que en un plazo corto se vayan solucionando la convivencia y la política social».

Los vecinos grabaron un vídeo para difundirlo por las redes sociales y que ayudara en sus reivindicaciones. El Consistorio tiene en marcha una serie de obras de saneamiento, reurbanización de calles y edificación de viviendas, aunque la «normalización» social se ha convertido en un apartado indispensable para el barrio.

Ayer mismo, el concejal de Participación, Jordi Peris, se reunió con técnicos del proyecto Va Cabanyal!, que ha conseguido quince millones de euros de fondos europeos para los próximos años, la misma cantidad que aportará el gobierno municipal. La iniciativa afecta a cuestiones como el comercio, el transporte, proyectos culturales y recuperación paulatina de la zona por donde debía pasar la prolongación de Blasco Ibáñez.