Las Provincias

Valencia será elegida la capital mundial de la alimentación de 2017

  • La ciudad acogerá un congreso internacional y prepara una serie de campañas sobre la huerta y la protección de la agricultura

El alcalde Joan Ribó, flanqueado por los concejales de Comercio, Carlos Galiana, y Agricultura, Consol Castillo, adelantó ayer que el próximo viernes Valencia será declarada oficialmente en Roma Capital Mundial de la Alimentación para el año 2017.

El nombramiento supondrá la celebración de un congreso internacional el próximo octubre, así como una serie de actividades todavía por concretar. El título proviene de la FAO, un organismo de Naciones Unidas, y se quiere conjugar con proyectos relativos al desarrollo de la huerta que rodea la ciudad y sus agricultores.

Los tres destacaron la importancia de este reconocimiento a las políticas alimentarias emprendidas por el gobierno municipal. El pasado año, la capitalidad recayó en Milán y este ejercicio sigue en suelo italiano. La otra aspirante era la capital israelí, Tel Aviv, por lo que el primer edil destacó la importancia de haber conseguido la denominación al ganar a una ciudad con tanta influencia en los foros internacionales.

Recordó la apuesta por la reforma de la Tira de Contar, la nave de Mercavalencia donde los agricultores pueden vender directamente, así como la creación de un Consell Alimentari Valencià que profundizará en aspectos como la relación entre salud y alimentación. También las campañas a emprender para mejorar los menús de hospitales y colegios, teniendo siempre como referencia la huerta.

Ribó destacó el potencial de la industria agroalimentaria valenciana, la segunda con mayor volumen de exportación, además de que tres de las principales empresas valencianas pertenecen a este sector.

Destacó la conexión entre los objetivos alimentarios de la FAO, «muy preocupada por la alimentación en las grandes ciudades, donde vive el 60% de la población mundial, con los que promueve el Ayuntamiento». El alcalde, acompañado por los dos ediles, estará el viernes en la sede central de la institución, en Roma, para asistir a esta proclamación coincidente con la celebración anual del Día Mundial de la Alimentación.

La simbiosis ciudad-huerta, el alimento como identidad, el compromiso con los valores del Pacto de Milán «antes de firmarlo», el Plan de Acción Territorial de la Huerta, la Ley de Huerta, o la creación de la primera incubadora de empresas y proyectos agrarios en la huerta fueron algunos de los argumentos de la candidatura.