Las Provincias

Ribó reforzará la presencia policial en el Cabanyal por los problemas de convivencia

Una de las calles degradadas en el barrio del Cabanyal.
Una de las calles degradadas en el barrio del Cabanyal. / J. J. M.
  • El alcalde señala el absentismo escolar, el tráfico de drogas y la exclusión social, además de las molestias por ruidos

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha informado hoy de que va a estudiar un incremento de la presencia de la Policía Local en el barrio del Cabanyal para combatir los problemas de convivencia, y ha pedido la colaboración en esta materia a la Policía Nacional.

"Ya tenemos prevista la rehabilitación de viviendas y de las calles del barrio, ahora toca atender el problema de convivencia y nos hemos comprometido a que las cosas cambien este año de forma significativa", ha apuntado Ribó.

El alcalde ha hecho estas declaraciones tras reunirse con la plataforma Salvem El Cabanyal y la asociación de vecinos del Cabanyal-Canyamelar-Cap de França en presencia de las concejalas Anaïs Menguzzato, Consol Castillo, María Oliver e Isabel Lozano.

"Aunque ya conocía los problemas básicos del barrio, esta reunión ha sido importante, nos han enseñado vídeos en los que se evidencian problemas de convivencia y ruido en determinadas calles. Este asunto tiene una vertiente policial, pero también de bienestar social e integración, pero nos hemos comprometido a que las normas que rigen en otros barrios sean normales también en el Cabanyal", ha apuntado el alcalde.

A su juicio, estos problemas se derivan de la "degradación consentida" del barrio y, una vez garantizados los planes de rehabilitación del mismo, "ahora hay que concentrar esfuerzos en mejorar la convivencia".

"Ha de entrar en acción la policía local, pero también la Policía Nacional tiene competencias en materia de ruido y convivencia, además del menudeo de drogas, que es competencia exclusiva", ha afirmado Ribó, quien pretende promover una estrategia conjunta entre ambos cuerpos.

"Hay niños que no van al colegio, hay falta de trabajo, problemas de bienestar social, de vivienda, pero en estos momentos el plan de choque ha de pasar por la policía", ha sentenciado el alcalde.

En su opinión, el cambio urbanístico que se proyecta en el barrio "puede ayudar a mejorar la convivencia, a disolver los problemas, como ha sucedido en otros barrios de la ciudad".

Al respecto, la concejala de Seguridad Ciudadana, Anaïs Menguzzato, ha explicado: "entiendo la desesperación de los vecinos y creo que todos los problemas de convivencia no se van a resolver con una mayor actuación de la policía, pero la gente quiere vivir tranquila ya, y por ello vamos a trabajar codo con codo con la Policía Nacional".

"En breve podremos reforzar la presencia policial en el barrio para generar los espacios de convivencia que todos queremos", ha agregado.

El portavoz de Salvem el Cabanyal, Faustino Villora, ha indicado que se siente esperanzado tras este encuentro con Ribó y cuatro de sus concejalas: "esperamos vivir en nuestras casas con normalidad, que se solucionen los problemas de convivencia y se respeten los derechos fundamentales".

Los vecinos y la plataforma habían reclamado la creación de un nuevo retén de Policía Local en el interior del barrio, aunque desde el Consistorio se han expuesto las dificultades de tramitación y presupuestarias que ello supondría y, como Villora ha reconocido, "no podrá ser a corto plazo".