Las Provincias

El estudio del parking de la plaza de la Reina alerta de la corrosión de la estructura

  • El proyecto sale a concurso por 211.000 euros y una duración de tres meses, con la base del diseño ganador del Colegio de Arquitectos

valencia. El Ayuntamiento ha sacado a concurso el proyecto para la remodelación de la plaza de la Reina, uno de los encargos singulares de este mandato y que cuenta con un presupuesto de 211.508 euros y tres meses. El documento está pendiente de publicarse en el Boletín de la Provincia para fijar los plazos, aunque incluye un informe sobre el aparcamiento subterráneo que recomienda su reforma integral.

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ya adelantó el pasado 14 de septiembre que se harían una serie de intervenciones, lo que ahora queda constatado con detalle en el estudio de la ingeniería, donde se apunta que es «imprescindible detener el avance de los procesos corrosivos, con reparaciones locales o generalizadas».

Urge pues una actuación, que en cualquier caso habría que hacer aunque no se remodelase la plaza. «En el supuesto de no hacer intervención alguna no se puede asegurar ni la seguridad ni la durabilidad a corto plazo, ya que al estar expuestas las armaduras en algunos casos, la velocidad de corrosión aumenta y con ella la degradación de la estructura», aparece en el informe.

El aparcamiento es gestionado en la actualidad por la empresa municipal Aumsa y es uno de los de mayor índice de ocupación de la ciudad, rozando la media del 70%. Esto hace que exista la alternativa de sacarlo a concurso para que el Consistorio ingrese un canon anual sin hacerse cargo de su mantenimiento.

En todo caso, la reforma de la plaza empezará el próximo año y costará cinco millones de euros, repartidos en dos anualidades. Dentro de las reparaciones en el parking se cita la eliminación y saneado del hormigón carbonatado, así como la regeneración del recubrimiento de las armaduras.

De esto último se señala que el saneado «deberá realizarse en profundidad, eliminando el hormigón por detrás de las armaduras afectadas y dejando las mismas descubiertas». En el refuerzo de los pilares, se señala el recrecido de la sección, también de hormigón armado. Para el refuerzo de las ménsulas se proponen dos alternativas.

Mención especial tienen las nuevas rampas de acceso y salida del aparcamiento, que el Consistorio quiere trasladar de la parte central al lateral próximo a la calle de la Paz y la calle del Mar. En este punto, el informe plantea la necesidad de reforzar todo el muro de hormigón del parking, quizás con un micropilotaje, para fijar su estabilidad.

En cuanto al concurso del proyecto, los criterios dependientes de un juicio de valor suman hasta 75 puntos de un total de cien, lo que refleja la importancia que se pretende dar a la propuesta. Además de los miembros habituales de la Mesa de Contratación, habrá un comité de expertos formado por tres jefes de servicios municipales.

La base que tendrán los participantes es el proyecto Tito Livio, el ganador del concurso organizado por el Colegio de Arquitectos en 1999 y entregado al anterior gobierno municipal, que nunca lo llevó a la práctica. Los participantes disponen tanto de la memoria de los arquitectos ganadores de aquel certamen como de todos los planos, donde destaca un palmeral en el lugar donde ahora se sitúa la entrada del parking, y la recuperación de restos arqueológicos junto a la Catedral.