Las Provincias

Una empresa rastreará apartamentos en internet para detectar los ilegales

  • El Consistorio ultima un encargo que servirá también para estimar el censo del sector en Valencia antes de aprobar una ordenanza

La búsqueda de apartamentos ilegales en Valencia empleará todas las herramientas posibles y una de ellas será internet. Así lo indicaron ayer fuentes de la concejalía de Turismo, al adelantar la contratación de una empresa especializada en el rastreo de este tipo de alojamientos y su comparación con el registro de la Generalitat.

Es uno de los elementos principales de un programa donde participarán nueve desempleados de larga duración, lo que fue anunciado la semana pasada por la delegada de Turismo y portavoz del gobierno municipal, Sandra Gómez.

Estos parados realizarán un trabajo de campo, una vez conseguida la información, además de informar a los vecinos de las herramientas que disponen en la Administración para denunciar los casos de ruidos, escándalos y todo aquello que ha surgido en Valencia al calor de la eclosión de este nuevo modelo de oferta turística.

La idea del rastreo por internet, indicaron las mismas fuentes, tiene un precedente cercano en el municipio de San Sebastián, cuyo Ayuntamiento realizó un trabajo similar. El primer paso ya está dado y consiste en pedir a la Administración autonómica un listado de los apartamentos de la ciudad que aparecen en su registro.

Esa información, señalaron, se cruzará con todo lo obtenido de los buscadores de internet, páginas web y redes sociales, donde la oferta de apartamentos es conocida por la mayor parte de los turistas, especialmente los extranjeros.

«Se encargarán de depurar ofertas inexistentes, duplicadas, es decir despejar lo que se debe cotejar después». Del resultado de la investigación y las denuncias de los vecinos se sabrá la «situación real del sector en Valencia, que es lo que pretendemos saber».

Después llegará el turno de una posible sanción a los propietarios de los apartamentos. «Uno de los aspectos que queremos trabajar y donde tiene también más interés la Generalitat es el intrusismo», comentaron en referencia a los que carecen de cualquier tipo de licencia y tampoco están en el registro. Las multas pueden llegar también desde el Consistorio, en caso de que no tengan permiso.

Es difícil saber el número de apartamentos en la ciudad, aunque las denuncias vecinales hablan de unas 3.000 viviendas utilizadas para este propósito. El gobierno municipal tiene pendiente una regulación de este sector, que será «restrictiva», aunque se da por descontado el permiso para que puedan compartir edificio con pisos de vecinos, lo que rechazan las asociaciones de vecinos que se han unido en una plataforma para intentar hacer frente a las molestias que sufren los residentes.

La Asociación Empresarial de Apartamentos Turísticos de la Comunidad Valenciana pidió ayer una reunión «urgente» con el Ayuntamiento para elaborar conjuntamente una normativa «moderna y conciliadora» que regule la legalización de los apartamentos turísticos.

En un comunicado, la entidad destacó la necesidad de una reglamentación de estos alojamientos para adaptar la normativa «a la nueva realidad turística». Las mismas fuentes precisaron su voluntad de «conciliación con todos los sectores» para «mejorar la calidad del servicio que aúne intereses de propietarios y vecinos», para defender el sector como una salida de la crisis para muchos jóvenes emprendedores.