Las Provincias

La delegación de Hacienda se muda a la plaza del Ayuntamiento

Edificio de la plaza del Ayuntamiento que se convertirá en nueva sede de Hacienda.
Edificio de la plaza del Ayuntamiento que se convertirá en nueva sede de Hacienda. / J. SIGNES
  • La Agencia Tributaria alquilará un edificio de siete plantas durante cinco años ante el riesgo de desplomes en la sede de Guillem de Castro

El número 9 de la plaza del Ayuntamiento, un edificio ocupado actualmente por el BBVA, será en breve sede de la delegación de Hacienda en la Comunitat. Así lo confirmaron ayer fuentes de la Agencia Tributaria, que prevé instalarse durante al menos media década en este nuevo emplazamiento tras las serias amenazas de desplome que en verano obligaron al desalojo de todos los trabajadores de su histórica sede en Guillem de Castro.

La entidad, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha suscrito un contrato de alquiler por un plazo de cinco años prorrogables. Así, el próximo 21 de noviembre los funcionarios de Hacienda ocuparán la sede central del BBVA en Valencia. Los empleados del banco se trasladarán, a su vez, a otro edificio.

La nueva casa de Hacienda en Valencia dispone de sótano y siete plantas sobre rasante, incluida la planta baja. La edificación tiene una superficie total construida que supera los 9.000 metros cuadrados. Pero la previsión de la Agencia Tributaria es ocupar únicamente la planta baja, donde se concentrará la atención al público, y las superiores hasta la cuarta. En suma, estos funcionarios realizarán su tarea en un espacio ligeramente inferior a los 6.000 metros cuadrados. Será dos años después cuando se utilice el edificio al completo. A partir de 2018 el inmueble acogerá también, en las plantas restantes, al personal de la Delegación en Valencia del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La razón es que este sector de del funcionariado de Hacienda, más reducido, ocupa actualmente otra sede cuyo contrato de alquiler vence dentro de dos años», detallaron desde la Agencia Tributaria.

De este modo, está previsto que se trasladen a la plaza del Ayuntamiento tanto la Jefatura de la Delegación Especial como el Servicio Jurídico Regional de la Agencia Tributaria, la Dependencia Regional de Recursos Humanos y la Administración de Guillem de Castro. Tras el desalojo de la vieja sede por los desplomes, los encargados de estas funciones fueron trasladados provisionalmente en el mes de julio a las oficinas de la plaza Ciudad de Brujas.

Movimiento de funcionarios

Según las estimaciones de la Agencia Tributaria, la aparatosa mudanza a la plaza del Ayuntamiento afecta a unos 250 empleados del organismo estatal. Todos los servicios al público que originalmente se prestaban en Guillem (Registro de Entrada, Recaudación, Censos, Certificados, Acreditación Electrónica, Información, IRPF, IVA y Módulos) pasarán a ser prestados ahora en la plaza del Ayuntamiento. Si los movimientos de equipos, instalaciones y personas se completan en los plazos previstos, será el próximo 21 de noviembre cuando la nueva sede abra sus puertas para las gestiones de los ciudadanos.

En cualquier caso, la ubicación futura de los funcionarios de Hacienda sigue siendo una incógnita. Pese al largo alquiler de cinco años, la solución de la plaza del Ayuntamiento no es definitiva, indicaron desde la Agencia Tributaria.

Las opciones de Hacienda

El Ministerio de Hacienda baraja dos opciones: una de ellas supondría regresar a la histórica sede de Guillem de Castro tras una profunda reforma de las partes de su estructura que entrañan riesgo. El informe de los técnicos sobre los problemas del edificio concluirá en breve y, en teoría, aportarán datos sobre la viabilidad de esta solución.

La segunda alternativa implica la construcción de un nuevo edificio en el solar del Ministerio de Hacienda situado en la zona de la avenida de Francia, en concreto en la calle Luis García Berlanga. El inconveniente en este caso es la ubicación, un punto menos céntrico que Guillem de Castro, y el gran gasto que supone edificar desde cero.

Según fuentes del organismo estatal, «la elección de una u otra opción no se prevé a corto plazo». Se requiere «el informe técnico encargado sobre el estado del edificio de Guillem de Castro para, posteriormente, valorar cuál de las dos alternativas es la adecuada».