Las Provincias

La reforma de la Reial Senyera acaba en una acusación de machismo

Mercedes Caballero porta la Real Senyera durante una procesión cívica del 9 d'Octubre.
Mercedes Caballero porta la Real Senyera durante una procesión cívica del 9 d'Octubre. / IRENE MARSILLA
  • El PSPV pide a Tello que rectifique cuando dijo que el nuevo mástil servirá para “facilitar a las mujeres” que sean abanderadas

Mercedes Caballero, exconcejal socialista de Valencia y ahora diputada autonómica en Les Corts, ha pedido esta mañana a la delegada de Cultura, Glòria Tello, que rectifique sus palabras sobre la propuesta de encargar una réplica del mástil de la Reial Senyera de menor peso y que “facilite a las mujeres” su participación como abanderadas en la procesión cívica.

Caballero, quien tuvo el honor de llevar en 2009 el estandarte, ha comentado que se siente “insultada” como mujer por las palabras de Tello. “La han llevado muchas más mujeres que yo y después de tantos años de lucha, espero que se desdiga y eso haya sido un lapsus”, ha destacado a LAS PROVINCIAS.

La Reial Senyera tiene un peso total de 18 kilogramos y el mástil es de madera maciza, por lo que Tello dijo este domingo que buscará el consenso de todos los grupos para sustituirlo por una réplica más ligera, con un material aún por determinar.

“A ninguna mujer le tienen que decir lo que es llevar peso, todas hemos tenido hijos o sobrinos y sabemos lo que es”, ha reiterado Caballero. En la historia reciente, otras mujeres que han sido abanderadas fueron Carmina del Río, también socialista, y Marta Torrado, del Partido Popular.

La exconcejal ha indicado por último que considera el peso “como una ventaja, aunque eso lo tendrán que decir los técnicos si se pide una réplica”. En su opinión, los momentos más complicados de la procesión cívica se producen por las rachas de viento, cuando la tela se despliega y hace un efecto vela.

“Ahí sí que hay problemas y el peso creo que ayuda a estabilizar, aunque eso lo tendrán que decir los técnicos”, ha añadido Caballero.