Las Provincias

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, besa la Senyera en la puerta de la Catedral. :: Juanjo Monzó
El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, besa la Senyera en la puerta de la Catedral. :: Juanjo Monzó

Cañizares reivindica que «nuestra tierra se edifica sobre la fe»

  • El público llena la Catedral durante el Te Deum y ovaciona a la Senyera de Lo Rat Penat a su entrada en la seo

El Te Deum del 9 d'Octubre, presidido por segunda vez por la Senyera de lo Rat Penat, recibió una multitudinaria respuesta en una jornada festiva en la que el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, reivindicó que es sobre la fe donde «se edifica nuestra tierra». Cientos de personas llenaron la Seo ofreciendo a la enseña de los valencianos una cerrada ovación tras ser recibida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, a su entrada en el templo. La ceremonia, que comenzó a las once de la mañana, transcurrió con rapidez y, a continuación, el purpurado presidió la misa de las 12 horas, dado que la festividad coincidió en domingo.

Así, en la homilía refirió que ayer se conmemoraba la dedicación de la Catedral, circunstancia que le llevó a rememorar las raíces cristianas al afirmar que «sobre la fe se edifica nuestra tierra, nuestra patria valenciana» y señalar que el 9 d'Octubre conmemora «el gozo inmenso de haber sido recuperada la fe cristiana».

Las palabras de Antonio Cañizares también encerraron referencias a la presencia pública de la fe, afirmación a la que con frecuencia alude el arzobispo en sus alocuciones. Trasladó ese concepto a la homilía en el momento en el que definió la fe «como la más grande de las herencias», una realidad que a su juicio «silenciarla traicionaría a la misma humanidad».

La coincidencia de la hora de la misa dominical que cada semana celebra el cardenal con la de la bajada de la Reial Senyera por el balcón del Ayuntamiento motivó, según el Arzobispado, la ausencia del cardenal en el acto cívico al que el año pasado sí asistió al estar invitadas todas las confesiones religiosas, como también en esta ocasión. En la anterior edición de la festividad -que cayó en sábado- el cardenal celebró la misa a las 10 horas.

Era la segunda vez que la Reial Senyera no entraba en la Catedral para el Te Deum del 9 d'Octubre después de que el Ayuntamiento que preside Joan Ribó adoptara -en la anterior edición de la fiesta- la decisión que puso fin a la trayectoria de 24 años. Con anterioridad a 2015, la Reial Senyera entraba en la Seo cuando el recorrido de la procesión cívica alcanzaba este punto de la ciudad. Pero ante el cambio aplicado por el gobierno municipal, ayer fue la bandera de Lo Rat Penat la que volvió a presidir el Te Deum.

El símbolo de los valencianos que visitó la Catedral descendió por el balcón de la sede de la institución cultural a las 10.30 horas al son de los himnos de España y de la Comunitat. La portaban miembros de Lo Rat Penat y la siguieron decenas de ciudadanos. A su llegada a la Catedral, en la puerta de los hierros fue recibida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, acompañado de dos de los tres obispos auxiliares de la diócesis, monseñor Javier Salinas y monseñor Esteban Escudero.

Beso a la bandera

El purpurado besó la bandera y dio paso a la entrada en el templo de la comitiva que la portaba y cuyo recorrido a través del pasillo central de la Seo estuvo acompañado de la ovación de los asistentes, quienes ya antes de entrar, ante el pórtico barroco, ofrecieron su cálido reconocimiento a la enseña con aplausos y vítores.

Tras atravesar la nave central, los portadores llegaron a los pies del altar y pasaron a colocar la Senyera en uno de los lados del presbiterio. De inmediato, el coro catedralicio, compuesto por una treintena de voces, interpretó el Te Deum en valenciano, que compuso el prefecto de Música Sacra de la Seo, José Climent, en el año 1994.

La letra que se interpretó es una traducción del texto original escrito en latín, realizada por el jesuita Joan Costa y el canónigo de la Catedral José Almiñana, ambos fallecidos.

El Te Deum es un himno de acción de gracias con el que la Iglesia ayer conmemora el aniversario de la dedicación de la seo y e l inicio del reino cristiano de Valencia. Con esa manifestación de agradecimiento, la Iglesia recuerda los hechos que tuvieron lugar en 1238 de la mano del rey conquistador, Jaume I.

El canónigo Jaime Sancho, responsable de liturgia y patrimonio de la Catedral, relató recientemente a LAS PROVINCIAS que el 9 d'Octubre se considera el día la de la entrada oficial de I en Valencia, jornada en se consagró el templo. Además, en esa misma fecha el arzobispo de Tarragona nombró al primer obispo Valencia, Ferrer de Pallarés.

La ceremonia religiosa de agradecimiento contó con numerosos ciudadanos y también con presencia de representantes políticos entre quienes se encontraba el portavoz de Ciudadanos (C's) en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, junto al resto de concejales de este grupo municipal.

Además, acudieron el portavoz del Partido Popular en el Consistorio, Eusebio Monzó, y ediles de su grupo. Asistieron también diputados populares en las Corts como Jorge Bellver, Luis Santamaría y Juan Carlos Caballero, entre otros, así como los diputados en las Cortes Generales Elena Bastidas y José María Chiquillo.

La ceremonia no se extendió en el tiempo. Tal como pudo saber LAS PROVINCIAS, el arzobispado se interesó en que así fuera para facilitar que los asistentes a la celebración religiosa pudieran ir a los actos del Ayuntamiento.