Las Provincias

Escolapios Malvarrosa amplía sus aulas para ofertar FP en restauración

Patio del colegio Escolapios Malvarrosa, con las vallas de las obras. :: lp
Patio del colegio Escolapios Malvarrosa, con las vallas de las obras. :: lp
  • El colegio modificará el vallado para ensanchar las aceras y cambiará el campo de fútbol por canchas de tenis para impartir clases

valencia. El colegio Escuelas Pías Malvarrosa ha iniciado unas obras de reforma para modificar el vallado de sus instalaciones y, de este modo, cumplir el acuerdo firmado con el Ayuntamiento de Valencia de ampliar las aceras de la calle Gran Canaria. Esta medida es fruto del acuerdo aprobado en 2013 por el que el colegio recibía un dinero del Consistorio por la expropiación de parte del terreno. Ahora se retranqueará el vallado cinco metros y, algunos de los pinos que se encuentran en la actualidad en el interior del centro, pasarán a estar en la zona de la calle. Con posterioridad, el Consistorio tendrá que decidir si los mantiene o los elimina.

Pero estas no serán las únicas obras que se están efectuando en este centro religioso ubicado al final del barrio de la Malvarrosa. Además, se va a construir un edificio de una planta que, en principio, está previsto destinarlo a Formación Profesional (FP) básica. Según explica el titular del centro Escolapios Malvarrosa, el padre Vicente Climent, «queremos dar una alternativa a los jóvenes que no quieren realizar estudios universitarios. Hay necesidad en el barrio de dar alternativas formativas y, dado que en la zona del paseo marítimo hay muchos restaurantes, hemos pensado en impartir formación de Restauración y Servicio de Hostelería».

De hecho, en este edifico habrá una cocina, clases, vestuarios y aulas. Ahora la iniciativa tendrá que recibir el visto bueno de Educación, para que se pueda prestar como servicio de formación concertada.

En el colegio, además, se hará otro edificio para albergar dos aulas de Infantil y una planta para residencia de los Escolapios y, de este modo, se podrán ampliar y redistribuir parte de las aulas o salas del edificio principal.

El proyecto prevé adaptar el actual campo de fútbol, que casi no se utiliza, para crear varias canchas de tenis y, así, poder dar clases de este deporte. El dinero que se obtenga servirá para financiar parte del proyecto de obras del colegio. Además, se construirá una capilla para dar servicio a los alumnos.