Las Provincias

Ribó dice que la situación del colegio 103 «no es un problema del Ayuntamiento»

  • La conselleria admite el retraso de las obras del único colegio en barracones de Valencia y achaca la demora a «una cuestión administrativa»

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró ayer que los problemas del colegio 103 de Valencia «son gravísimos» pero no son competencia del Ayuntamiento. Los padres del centro, el único de la ciudad conformado íntegramente por barracones, protestaron el miércoles por las deficiencias de las instalaciones, que provocan filtraciones cuando se producen lluvias intensas, y por el enésimo retraso de las obras para levantar la nueva escuela, que no se iniciarán antes de que termine el año, tal y como prometió la Conselleria de Educación.

Ribó dijo que Ciegsa (empresa pública dependiente del Consell) «era la responsable de este tema». «No voy a hablar ahora de la situación de Ciegsa, eso lo harán los tribunales, pero hace muchos años que se debería haber arreglado», señaló. «Realmente la situación de este centro es un problema que no es del Ayuntamiento, como es conocido, pero que es imprescindible arreglar», sentenció el alcalde.

Hay que recordar que aunque el proyecto constructivo está listo, no se ha autorizado todavía la licencia de obras municipal. A este respecto, el conseller Marzà apuntó que desde su departamento están trabajando «para acelerar» la construcción y explicó que el retraso se debe a una «cuestión administrativa».

En este sentido, resaltó que la conselleria «está encima» de este tema y defendió que «el conjunto de las administraciones que estamos implicadas tratamos de acelerar esta construcción y otras». También dijo comprender «que las familias no estén contentas y que los niños quieran su escuela», y defendió que informarán de todos los avances de los trámites y que el colegio se construirá.