Las Provincias

El Ayuntamiento plantea huertos provisionales por el retraso para ampliar el Botánico

valencia. Un día después de que el Ayuntamiento firmara la cesión de una alquería y una parcela en la calle Beato Gaspar Bono, recibida de manos de la Compañía de Jesús, el alcalde Joan Ribó planteó que en el solar cercano se levanten huertos urbanos a modo de uso provisional y hasta que se amplíe el Jardín Botánico.

El primer edil desveló la celebración de una fiesta que culmine el final del proceso, prolongado desde hace 30 años y que ha consistido en el traslado a la avenida Aragón de un hotel previsto entre el paseo de la Pechina y la Gran Vía Fernando el Católico. Previamente, el Consistorio compró para que no se edificaran otros dos solares donde ahora se sitúa el jardín de las Hespérides.

Esta operación se completará con la ampliación del Botánico, aunque Ribó dijo ser consciente de la falta de financiación de la Universitat de València, quien debería hacerse cargo del coste de las obras de ajardinamiento.

«Hablaremos con la Universitat y los vecinos. Es probable que haya una falta de recursos y tengamos que hacer algo de manera interina», indicó el primer edil, quien recordó la propuesta de la plataforma vecinal para que se permitan huertos urbanos.

«Tenemos que verlo», señaló. El alcalde ya propuso hace meses a la Federación de Vecinos el empleo de solares municipales para este fin, aunque depende siempre de la disponibilidad de agua de pozo en las cercanías. Señaló que es prematuro decidir aspectos como si la ampliación del jardín será de pago, igual que el resto del Botánico. La alquería quedará para un uso educativo, posiblemente una escuela infantil.