Las Provincias

El tripartito pide al Valencia y Expo Grupo que tramiten el plan de Mestalla

Derribo del nuevo Ayuntamiento el pasado diciembre. :: damián torres
Derribo del nuevo Ayuntamiento el pasado diciembre. :: damián torres
  • El Consistorio dice que ha cumplido con el derribo del nuevo Ayuntamiento y recuerda que el convenio fija tres años para realizar el proyecto

valencia. «No hay voluntad de agobiar, pero los convenios están para cumplirlos». El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, empleó ayer este tono para definir lo que pasará en los próximos meses en el acuerdo entre el Ayuntamiento, el Valencia y Expo Grupo para el desarrollo del conocido como plan de Mestalla, que incluye la demolición del viejo campo de fútbol y la construcción de un hotel.

El Consistorio derribó el nuevo Ayuntamiento el pasado diciembre, en una actuación donde se invirtió medio millón de euros y los plazos se acortaron al máximo, con el propósito de evitar cualquier posible penalización en el acuerdo con Expo Grupo, dado que la empresa hotelera podía reclamar 18 millones.

A partir de ese momento se paró el reloj en esta iniciativa, dado que el Ayuntamiento no ha recibido ninguna petición de obras, del mismo modo que tampoco se ha avanzado más en la transformación de la parcela del campo de fútbol en una zona residencial con media docena de torres de hasta 22 plantas y un gran jardín en el centro.

Sarrià recordó que el convenio firmado en el anterior mandato fija un plazo máximo de tres años para acometer las obras. El Boletín Oficial de la Provincia publicó el 15 de mayo del pasado año el acuerdo, donde se cita además de la demolición del nuevo Ayuntamiento, lo que ya está cumplido, otros requisitos.

Pero la tramitación de la Actuación Territorial Estratégica fue tan compleja, que en un documento posterior no queda claro si el plazo hay que iniciarlo en esa fecha o en una posterior, en concreto la que se refiere al pacto para que el club entregue medio millón de euros en diez años para mejoras en el entorno del nuevo estadio.

En ese caso, el reloj comenzaría ahora y no hace más de un año. Sea como sea, el concejal de Desarrollo Urbano dijo que tanto el Valencia como Expo Grupo deben comunicar ya al Ayuntamiento «los planes que tienen porque el tiempo pasa».

En la parcela hotelera hay una complicación añadida y es la posibilidad de la empresa de reclasificarla para un uso residencial. La dificultad estriba en que entonces habría que incluir en la revisión del Plan General la compensación por el aumento de habitantes.

Sarrià dijo que el interés es «ver cómo lo llevan; el Ayuntamiento ha cumplido y ahora toca que cumplan los demás». La parcela municipal de la avenida Aragón acabó en manos de Expo Grupo por la permuta con el llamado solar de Jesuitas.

La reparcelación de los futuros solares edificables de Mestalla ya está acabada, lo mismo que el proyecto de urbanización, donde el gobierno municipal forzó a una serie de modificaciones para mejorar el jardín y la plaza. El edil comentó que el traslado del Valencia a la avenida Cortes Valencianas «es mucho más complejo» que la edificación del hotel, aunque recordó que el club debe construir un polideportivo en la confluencia de las calles Amics del Corpus y Doctor Nicasio Benlloch, también dentro del convenio.

La voluntad de Expo Grupo es mantener el uso hotelero para construir un establecimiento de lujo que sustituya el previsto entre el paseo de la Pechina y la Gran Vía Fernando el Católico. El solar está despejado y rodeado por una valla de hormigón, aunque no hay proyecto presentado al Consistorio. En total, se levantarán 600 viviendas, un colegio público y un centro de salud.