Las Provincias

Reino de Valencia, por donde pasará el carril bici. :: javier peiró
Reino de Valencia, por donde pasará el carril bici. :: javier peiró

Sólo tres de las 109 obras votadas por los vecinos para este año están acabadas

  • El PP denuncia que hay 20 proyectos en ejecución y otros 86 que siguen a la espera en el plan estrella del gobierno municipal

valencia. Las obras votadas por los vecinos de manera directa en los Presupuestos municipales y que ascienden a siete millones de euros en inversión pública, van a paso más que lento. Así se concluye tras leer el balance entregado al grupo popular por parte de la concejalía de Participación Ciudadana, donde se indica que sólo se tiene constancia de que hayan finalizado tres de los 109 proyectos aprobados en marzo.

Así lo denunció ayer la concejala del grupo popular Lourdes Bernal, quien criticó la lentitud del gobierno tripartito en la ejecución del mandato votado en las siete juntas municipales de distrito. Las tres ejecutadas se refieren a un paso de peatones en el paseo de la Pechina, a la altura de la calle Túria, así como el acondicionamiento de solares en Orriols para el parking de vehículos y la renovación del asfaltado de la avenida del Cid.

Esas son las tres cuya finalización ha llegado a la concejalía de Participación Ciudadana, mientras que una veintena de obras están en plena ejecución y 86 siguen pendientes de inicio, según la respuesta dada a Bernal sobre esta cuestión. En el documento se habla de que se trata de cifras provisionales y que dentro de escasas fechas se hará un informe más completo de la situación.

Pero la visión actual es más que pesimista. El proceso de selección de las inversiones ya resultó polémico, con fuertes criticas de la Federación de Vecinos dado que muchas de las propuestas fueron desestimadas. En las pedanías del sur, Ruzafa y Gran Vía, el descarte fue total y el gobierno municipal aprovechó para sacar del cajón proyectos guardados desde hacía años.

En el primer caso, se incluyeron dos pistas deportivas en La Torre, con un presupuesto de 60.000 euros, mientras que en Castellar-Oliveral fueron se adjudicaron 140.000 euros para mejoras en jardines. Una zona ajardinada en Horno de Alcedo y la reforma de algunas paradas de la EMT completaron la inversión.

Otros ejemplos de mejoras pedidas por los vecinos es la remodelación del entorno del instituto del Cabanyal, junto con la urbanización de la zona verde y peatonal situada entre las calles, Transformador, José Poeta Albi y Carlos Climent González, estas últimas en el barrio de Benicalap con una inversión de 120.000 euros. También una pérgola con placas solares en la calle Ruaya, en un jardín que el Consistorio realizó el pasado mandato al abandonar la empresa la concesión para construir un aparcamiento público.

Bernal dijo, tras conocer que más de 80 proyectos de inversiones en barrios están pendientes de adjudicación, que dadas las fechas que estamos y «ante la escasa inversión realizada, estamos en disposición de afirmar que el proceso de consulta ciudadana va a seguir defraudando a los vecinos».

En algunos casos se trata de proyecto extremadamente complejos pero incluidos para completar los siete millones de euros. Es el caso de los carriles ciclistas previstos en la avenida Reino de Valencia y la avenida Doctor Manuel Candela, donde se desconoce la solución del Ayuntamiento para hacer compatible el itinerario de este transporte alternativo con los aparcamientos y el tráfico privado.

Bernal calificó de «totalmente insatisfactorio este resultado», ya que como explicó, a la falta de «previsión y coordinación que tantas veces hemos denunciado, ahora sumamos ausencia de transparencia y agilidad en el proceso». En el listado se proyectos aprobados se habla del reacondicionamiento de zona para perros en el jardín de Abastos, junto con la remodelación del jardín de la calle María Beneyto y la renovación del alumbrado público en Nou Moles, con la colocación de bombillas led en todas las farolas.

En el distrito de Patraix se indica la reurbanización de aceras y jardines, como en la calle Campos Crespo. En el distrito de Quatre Carreres, se destinaron 120.000 euros a la habilitación del chalé del Doctor Bartual, la futura alcaldía pedánea, mientras que para el camino de Moncada se reservó una partida de 250.000 euros, en concreto para un carril bici. El próximo año se mantendrá el mismo presupuesto y el reparto se hará de manera proporcional a los habitantes y déficit histórico en equipamientos.