Las Provincias

El Colegio de Arquitectos de Valencia distingue al Colegio Alemán con la placa Docomomo

Representantes del colegio y de los arquitectos, en el acto. :: lp
Representantes del colegio y de los arquitectos, en el acto. :: lp
  • La edificación recibe el reconocimiento que le acredita como edificio moderno representativo en la Semana de la Arquitectura

El Colegio de Arquitectos de Valencia (CTAV) ha entregado este año al Colegio Alemán la placa Docomomo que tiene por objetivo, proteger, divulgar e inventariar el patrimonio arquitectónico del llamado ‘movimiento moderno’. Así pues, la edificación construida entre 1959 y 1961 ha recibido una de las distinciones más importantes del sector y será reconocida como parte de la cultura del siglo XX.

El presidente del CTAV, Mariano Bolant, estuvo presente en el acto de colocación de la placa que tuvo lugar durante la ceremonia de la conmemoración del Día de la Unidad Alemana y que, casualmente, coincidía con la semana de la arquitectura. Por su parte, Bolant destacó la singularidad de este conjunto arquitectónico organizado en piezas independientes construidas alrededor de un gran patio en el que se encuentra una escultura de Andreu Alfaro.

Formado por tres edificios de diferentes alturas, el Colegio fue concebido para albergar un total de 600 estudiantes desde párvulos hasta educación secundaria. Asimismo, se caracteriza por utilizar códigos arquitectónicos modernos y que rompen con la monotonía de la estética de otras edificaciones. El proyecto fue redactado en Berlín por los técnicos de la Dirección Federal de Obras pero su ejecución fue llevada a cabo por el arquitecto alemán Dieter Weise con la ayuda de los valencianos Pablo Navarro y Julio Trullenque.

Fue realizado fundamentalmente mediante tecnología alemana, aunque sus arquitectos intentaron incorporar muestras de la cerámica valenciana creando un nuevo código arquitectónico basado en las investigaciones realizadas en el seno de la Bauhaus. Los resultados de estos estudios aunaron las funciones educativas del centro con la forma y escala adecuadas al marco urbano valenciano y por ende, a las especificaciones establecidas en el nuevo Plan General de Ordenación de Valencia y su Cintura aprobado en 1946.

Por otra parte, aunque ha sufrido transformaciones en los últimos años, ya había recibido distinciones con anterioridad como el premio anual del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valencia y su Provincia en 1961 y desde 1966 está incluido en el Registro Internacional Docomomo (Documentación y Conservación de la Arquitectura del Movimiento Moderno).