Las Provincias

Ribó recrimina a vendedores del Mercado Central que se manifiesten más que antes

Última protesta de los vendedores del Mercado Central :: i. marsilla
Última protesta de los vendedores del Mercado Central :: i. marsilla
  • Los comerciantes trasladan al concejal Giuseppe Grezzi una lista con medidas para solucionar los problemas de acceso a la zona

Si no hay cambio de última hora, hoy, a las 12 horas, los vendedores del Mercado Central de Valencia seguirán haciendo un acto de protesta de dos minutos para exigir un cambio en los planes de peatonalización del entorno histórico.

Ayer mismo trasladaron sus reivindicaciones al concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y en la mañana de hoy acordarán si siguen con los parones.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, argumentó ayer que el «Mercado Central tiene todo el derecho a manifestarse muchas más veces de las que se manifestó con el gobierno anterior si quiere porque es libre», pero quiso recordar que su ejecutivo «está trabajando mucho más rápido, con más eficacia y poniendo más recursos que el gobierno anterior». Argumentó que «pueden hacer paradas una vez a a semana, una vez al mes o una vez cada día, pero los temas de movilidad, como sabe bien el Mercado Central, no se arreglan ni en un día ni en una semana». Incluso quiso recordar a los vendedores que «ha sido este gobierno el que ha dedicado cerca de 11 millones de euros a comprar el aparcamiento y ahora va a dedicar 4,5 millones más a arreglarlo».

Ribó defendió la actuación del actual gobierno y dijo que «este equipo está haciendo más, infinitamente más que el anterior gobierno, que fue el responsable de que pasara esto», en alusión a la paralización del parking». Añadió que la firma del convenio «entre la Generalitat y el Ayuntamiento para su construcción y gestión está ahí y no es mía, es de Barberá». Y añadió que «lo que no se puede hacer es arreglar unas obras en dos días porque es imposible». Apuntó que se está acabando de licitar el proyecto para cambiar la entrada del parking de Brujas.

Por su parte, los vendedores del Mercado Central entregaron ayer de primera mano al concejal Giuseppe Grezzi un listado con las necesidades más urgentes para solucionar los problemas de acceso de los clientes al mercado que se están produciendo tras las medidas de pacificación del tráfico.

Entre las peticiones destaca la colocación de un semáforo en María Cristina para regular el cruce de peatones entre María Cristina y la calle del Trench. También la necesidad de señalizar las entradas por Guillén de Castro y Guillén Sorolla, ya que son rutas alternativas que propuso la concejalía y no se han señalizado. Igualmente solicitaron que la línea 81 de la EMT regrese al Mercado Central, para no perder clientes. Y es que los vendedores no pueden entender que se haya decidido actuar en el entorno de la Lonja y ahora se estudie intervenir en la plaza de la Reina y calle de la Paz sin que primero se haya abierto el parking de Brujas.