Las Provincias

El alcalde dice que invertirá más en jardines tras las quejas vecinales

El escaso mantenimiento y limpieza de la avenida de Blasco Ibáñez ha generado el malestar vecinal por los bancos destrozados, los setos resecos o las fuentes paradas y sin reparar. A pesar de ello, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, expresó ayer su compromiso para «seguir mejorando» la limpieza y el mantenimiento de los parques y jardines de la ciudad.

Indicó que «hay que ir poco a poco» porque no se puede dedicar a estos servicios «todo el presupuesto municipal de un año».

El primer edil explicó que la mejora de los parques y jardines y la limpieza «son temas que se han mejorado este año. En la limpieza el año pasado subió un 15,7%». Además, recordó que en estos ámbitos «se parte de una situación en la que el anterior gobierno dejó la ciudad de España con menos inversión per cápita en limpieza».

Por eso, comentó que «lo estamos mejorando, pero aún queda» y anunció que se aumentará la dotación de estas partidas presupuestarias.