Las Provincias

El jardín de Viveros ya amplía fronteras

vídeo

Maquinaria trabajando en las instalaciones del antiguo zoológico, junto al museo San Pío V. :: lp

  • La Policía Local desaloja a dos okupas del antiguo zoo para eliminar el cuello de botella de la calle Pintor Genaro Lahuerta

  • Comienzan los derribos y reurbanización junto al San Pío V

Las antiguas instalaciones del zoo de Valencia ya están pasando a la historia. El pasado lunes, las máquinas hacían entrada en la parte posterior del jardín de Viveros con el fin de eliminar esta zona, que había quedado desfasada.

Para poder comenzar las intervenciones, primero tuvo que intervenir la Policía Local, ya que en el interior del recinto todavía se encontraban dos okupas, que tenían todos sus enseres en este recinto situado junto a la calle Pintor Genaro Lahuerta.

Colchones, basuras acumuladas durante meses, botellas vacías de bebida y ropa campaban por este espacio que empezó el lunes a cambiar de aspecto. Los okupas decidieron marcharse, sin oponer resistencia, pero allí quedaron las ropas que habían tendido en la antigua cafetería del zoo. Además, había defecaciones por doquier y la vegetación elevada se había adueñado de este espacio.

El antiguo zoo ha sido en los últimos años víctima de saqueos, ya que ayer mismo se podía comprobar cómo en el suelo los ladrones se habían llevado las tapas de alcantarillado, para vender el metal. Tampoco quedaba una farola completa y se habían llevado todos los cables de cobre del recinto.

Ahora, los trabajos iniciados permitirán eliminar la imagen degradada del antiguo zoo. Las primeras intervenciones se están realizando en el interior del recinto y no se pueden contemplar desde el exterior, pero en breve se abrirá una vía de acceso para la maquinaria en un lateral, con el fin de evitar que la maquinaria entre por la parte consolidada de los Viveros.

Las primeras reformas permitirán eliminar el cuello de botella que durante años ha existido en la calle Pintor Genaro Lahuerta, ya que se crearán nuevas aceras.

Otra de las próximas actuaciones será derribar los barracones que servían de sede para Cruz Roja Española, una vez que esta entidad ya se ha trasladado a otro punto.

Estas obras cuentan con un presupuesto de 977.852 euros y tienen un plazo de ejecución de 20 semanas. La empresa encargada de las obras es Bertolín.

Estas mejoras también contemplan la peatonalización de la calle Volta del Ronssinyol y servirán para dignificar el entorno del museo San Pío V, la segunda pinacoteca más importante de España.

A espaldas de la pinacoteca se sustituirá un muro de bloque por una verja de diseño similar a la del jardín de los Viveros. Y los restos del zoológico desaparecerán, al igual que un almacén de trastos en un solar cercano al museo de Ciencias.