Las Provincias

230 funcionarios municipales dedicarán una hora semanal a aprender valenciano

Funcionarios municipales en una imagen de archivo. :: juanjo monzó
Funcionarios municipales en una imagen de archivo. :: juanjo monzó
  • El proyecto de Escola Valenciana llega por primera vez al Ayuntamiento y las sesiones se desarrollarán en jornada laboral

valencia. Más de 200 funcionarios del Ayuntamiento de Valencia se han apuntado al programa de aprendizaje del valenciano que cada año organiza Escola Valenciana y que en esta edición ha llegado al Consistorio. Los funcionarios, de los cuales más de 90 serán profesores y el resto aprendices, podrán practicar valenciano una hora a la semana dentro de su horario laboral pues forma parte del programa de formación del Ayuntamiento.

Así lo confirmó ayer el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, al término del acto de presentación del programa en el hemiciclo municipal. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, que ya ha participado en este proyecto como profesor de Davide Livermore, intendente del Palau de les Arts, hizo hincapié en que este proyecto, que durará mínimo hasta Navidad, «cumple el compromiso del Gobierno de la Nau de garantizar la igualdad lingüística de la ciudadanía». «Con esta actividad que tiene el valor añadido del altruismo de los voluntarios, el Ayuntamiento también dará a los aprendices la oportunidad de ver el mundo de otra manera, desde nuestra perspectiva, lo que resulta muy enriquecedor y creará mejor ambiente de trabajo», indicó el primer edil.

El funcionamiento del Voluntariat pel Valencià es sencillo. Se empareja al profesor con el aprendiz y dedica una hora semanal a hablar valenciano. Así de simple y, a tenor de los resultados que según Escola Valenciana arroja año tras año, así de efectivo. En la presentación de esta iniciativa, en la que estuvo presente la concejala de Servicios Sociales, Consol Castillo, también participó el presidente de Escuela Valenciana, Vicent Moreno, que resaltó que esta iniciativa, «que se centra en el diálogo y la expresión oral, pone en práctica las habilidades de la lengua, potencia valores como la solidaridad y fomenta las relaciones humanas».

«Es una gran satisfacción poder colaborar con Escuela Valenciana, entidad que desde hace un puñado de años ha destacado por su trabajo de dignificación de nuestra lengua», dijo Ribó, que aprovechó para anunciar la firma de un convenio con Escola Valenciana para colaborar en el desarrollo de todas estas actividades. «En la misma línea, el mes de mayo pasado firmamos un convenio de colaboración con la Academia Valenciana de la Lengua y la Generalitat Valenciana para promover el uso del valenciano. Todo esto nos permitirá ir avanzando en un objetivo compartido», explicó el alcalde durante la presentación del programa educativo.

En horario laboral

Las sesiones se celebrarán en horario laboral, como confirmó el propio Campillo. En concreto, será una hora a la semana dividida en dos sesiones de medio hora. Esto es así porque, a diferencia de otros programas de intercambio lingüístico, el que acaba de comenzar en el Ayuntamiento con cerca de 140 aprendices y casi 90 voluntarios forma parte de la formación que reciben los funcionarios durante todo el año.

Las parejas formadas en el Ayuntamiento se reunirán a partir del próximo 10 de octubre y hasta el 19 de diciembre. Estos encuentros de una hora de duración a la semana se celebrarán en el mismo centro de trabajo, con material didáctico, cuadernos y otras herramientas para recrear situaciones reales. Han sido organizadas por el servicio municipal de Formación, Evaluación y Carrera y el Gabinete de Normalización Lingüística con la colaboración de Escola Valenciana. Cada una de las parejas se reunirá durante un mínimo de diez sesiones, aunque los encuentros pueden continuar si los integrantes de la misma así lo desean, según se explicó ayer.