Las Provincias

Aldeas Infantiles abre su primer centro en Valencia

  • La organización internacional atiende a 23 familias y 35 niños de entre 3 y 12 años en el local situado en el barrio de Benicalap

En la mañana del martes se inauguró el primer centro de día que Aldeas Infantiles SOS ha abierto en la ciudad de Valencia. La organización internacional atiende a 23 familias y 35 niños de entre 3 y 12 años en el local situado en el barrio de Benicalap, cedido por el Ayuntamiento de Valencia.

“Éste es el primer programa que abrimos en la Comunidad Valenciana; es un centro de día que encaja dentro del ámbito preventivo y cuyo objetivo principal es trabajar con niños y familias en situación de riesgo para los pequeños se mantengan con sus familias y no haya que separarlos”, explicó Pedro Puig, presidente de Aldeas Infantiles SOS.

“Aquí se hacen distintas actividades para que el niño tenga las mismas oportunidades que cualquier otro, por lo que tienen refiero escolar o ayudas de cualquier tipo, desde la alimentación hasta ayudas para el material escolar, y también actividades diferenciadas en función de las necesidades de los chicos”, agregó Puig.

“Empezamos a trabajar con las familias en distintos ámbitos, ofreciendo pautas educativas a través de la educación, hasta temas de mediación familiar, o algunas más especializadas como son las terapias familiares”, indicó el presidente de la organización internacional.

Aldeas Infantiles SOS cuenta con veinte centros de día repartidos por toda España, y en estos momentos atienden a un total de 1.045 niños y 563 familias. Recientemente han sido galardonados con el Premio Princesa de Asturias a la Concordia.

“Nosotros, que somos defensores de lo público, también somos firmes defensores de la colaboración público-privada, y éste es un ejemplo muy bueno; en el ámbito de bienestar social hay mucha colaboración, como en el cultural y el deportivo”, aseguró Joan Ribó, alcalde de Valencia.

“Por desgracia en esta ciudad, y en toda España, hay muchos niños y familias en situaciones muy precarias por la situación económica, que luego se traduce en problemas alimentarios, de comportamiento o psicológicos; el trabajo especializado que realiza Aldeas Infantiles creo que es un buen trabajo”, concluyó el alcalde.