Las Provincias

Salvem El Cabanyal cree que los fondos europeos impulsarán la solución de problemas sociales

  • El próximo día 11 tienen prevista una reunión con el alcalde, Joan Ribó, para trasladarle su apoyo a los esfuerzos de rehabilitación y regeneración urbanística

La plataforma vecinal Salvem el Cabanyal considera que la concesión de 15 millones de fondos europeos FEDER para invertir en regeneración urbanística, económica y social en el barrio marítimo supondrá "un impulso" para solucionar los problemas sociales que sufren los vecinos.

Villora ha argumentado que esta inyección europea al proyecto "Va Cabanyal", impulsado por el Ayuntamiento de Valencia y cuya concesión ha sido publicada hoy en el BOE, "significará crear estructuras sociales y culturales que transformen el barrio y eso es esperanzador".

Ha asegurado que la "percepción y la realidad social" actual que viven los vecinos del barrio "no se corresponde con el esfuerzo que se está haciendo a nivel urbanístico" y ha incidido en la necesidad de abordar las cuestiones sociales sin esperar los plazos urbanísticos.

Por ello, ha recordado que el próximo día 11 tienen prevista una reunión con el alcalde, Joan Ribó, para trasladarle su apoyo a los esfuerzos de rehabilitación y regeneración urbanística y, a la vez, exigirle "desde ya" y de forma "firme" la solución a los problemas sociales.

"Continuamente se ven violentados derechos fundamentales, a la intimidad familiar, a la vivienda, a un medioambiente sano, al descanso", ha relatado Villora, que ha asegurado que "la situación ha empeorado" y "no se puede continuar soportando estas condiciones de vida".

Villora ha estado hoy presente en la rueda de prensa en la que Ribó y el concejal de Innovación, Jordi Peris, han anunciado la concesión de 15 millones de fondos europeos para invertir en el Cabanyal, que se suman a otros 15 que deberá aportar el consistorio en un periodo de cinco años.

El portavoz de Salvem el Cabanyal ha destacado las iniciativas en el ámbito urbanístico pero ha resaltado que éstas tiene sus tramitaciones burocráticas y "no se puede fiar la solución de los problemas sociales a los plazos urbanísticos".

"Apoyamos el trabajo urbanístico pero a la vez exigimos que no hagamos depender la solución social del día a día a estas futuras inversiones", ha insistido y ha sentenciado: "Estamos muy empeñados en que a finales de 2016 la situación social del barrio esté solucionada".