Las Provincias

Reconstruyen una alquería en ruinas en el Parque Central

Imagen de la construcción de la alquería. :: valencia parque central
Imagen de la construcción de la alquería. :: valencia parque central
  • El edificio se ha previsto como local de atención a los visitantes y quedará dentro de los Jardines Florales, en el centro de la gran zona verde

Las obras de la primera fase del Parque Central, recayentes a los barrios de Ruzafa y Malilla, han iniciado la construcción de una alquería protegida y demolida en parte por su ruinoso estado de conservación. El inmueble se encuentra pegado a la playa de vías todavía en servicio y cuando se complete el gran jardín quedará en el centro, seguramente como un local de atención a visitantes y exposiciones.

Los usos debe definirlos el Ayuntamiento, que ya ha decidido sobre las cuatro naves rehabilitadas, en manos de las concejalías desde una reciente junta de gobierno cuando fueron transferidas para su futuro mantenimiento. Acerca de la alquería, se enclava en los Jardines Florales, una de las áreas más bajas del parque, diseñado en forma de cuenco para aprovechar el agua de lluvia.

La actuación se ha iniciado con la cimentación del inmueble, que se quedará en el centro de varios trazados intrincados, para invitar de esta manera a los visitantes a conocer todos los detalles del parque, en lugar de trazar grandes bulevares.

La construcción del parque comenzó en mayo del pasado año y el plazo otorgado en el concurso fue de 22 meses, aunque seguramente se demorará por la necesaria descontaminación de unas parcelas, donde se detectaron vertidos de hidrocarburos y otras sustancias. Este trabajo terminó hace unos días.

Por esta razón, lo más probable es que la apertura al público se fije en el otoño del próximo año. A la espera de la citada descontaminación, los esfuerzos se han centrado en la rehabilitación de la naves, que en gran medida está acabada. Estarán destinadas a polideportivo, centro social, de día para personas mayores, otra para actividades culturales y una cuarta para la Universidad Popular. Uno de los muelles de carga reconstruidos será para almacén de los jardineros, mientras que el otro saldrá a concurso para habilitarlo como cafetería y restaurante, en concreto el situado en la parte próxima al barrio de Ruzafa.