Las Provincias

La Generalitat inicia las obras en los puentes de El Saler con una inversión de 710.000 €

El denominado puente del Saler, en la CV-500.
El denominado puente del Saler, en la CV-500. / IRENE MARSILLA.
  • Las obras, en el punto kilométrico 0 de la carretera CV-500, también contemplan la reparación y el refuerzo del firme de los puentes y de los alrededores

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración de Territorio inicia este lunes los trabajos de renovación del firme y ejecución de juntas en los puentes de Valencia ubicados sobre el antiguo cauce del río Turia en el punto kilométrico 0 de la carretera CV-500, más conocidos como puentes de El Saler, con un presupuesto total de 709.248 euros y un plazo estimado de siete meses.

Las obras se centran en las juntas de los puentes y también contemplan la reparación y el refuerzo del firme de los puentes y de los alrededores, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La actuación trata de mejorar la seguridad vial en este tramo y la correcta funcionalidad de los puentes, en la medida que se trata de un tramo de carretera compuesto por varios carriles.

La superficie de tres campos de fútbol

Así, la Conselleria tiene previsto actuar tanto en las juntas de los puentes --34 en el tablero principal y ocho en los ramales-- a lo largo de una longitud de 709 metros, como en el firme de los puentes y de su entorno inmediato, que afectará a una superficie de 24.400 metros cuadrados, el equivalente a algo más de tres campos de fútbol.

En concreto, Obras Públicas ha tenido en cuenta que las juntas de dilatación y el firme son "aspectos críticos" desde el punto de la seguridad vial, especialmente en un tramo viario como éste que tiene una Intensidad Media Diaria (IMD) de unos 15.000 vehículos, que se eleva en periodos vacacionales, y es uno de los enlaces más utilizados del área metropolitana de Valencia.

La reparación de juntas permite garantizar una rodadura adecuada al evitar cualquier disfunción que en la conducción pudiera producirse como consecuencia de su progresivo deterioro. Al mismo tiempo, supone una operación "fundamental" para la seguridad viaria, ya que el deterioro en las juntas provoca irregularidades en la rodadura y puede afectar a la seguridad en la conducción, sobre todo en los vehículos de dos ruedas, ha detallado el departamento autonómico.

Por ello, las actuaciones tratarán de mejorar "de forma sustancial" la adherencia de los neumáticos al pavimento, algo "muy necesario" en los enlaces por los movimientos "complejos e impredecibles" de los vehículos a su paso por ellos.

De acuerdo con el criterio seguido por la Generalitat en sus trabajos en carreteras, en esta obra se ha profundizado en el análisis de la señalización viaria actual y se han incorporado algunas mejoras puntuales, con la misma premisa de preservar la seguridad en el tramo.

Más de 40 años

Estos puentes de la CV-500, que permiten salvar el cauce del Turia, fueron construidos en el marco de las obras de 'Defensa de Valencia contra las avenidas del Río Turia' y fueron puestos en funcionamiento en el año 1973.

Dos décadas más tarde, en 1992, se realizó una primera actuación muy similar a la actual y también centrada en el refuerzo del firme y la reparación de juntas. Posteriormente, en 2011 y los primeros meses del 2012, la Generalitat abordó una importante obra de rehabilitación de las pilas de los puentes, que se encontraban dañadas como consecuencia de los fenómenos de carbonatación y oxidación.