Las Provincias

Ribó da una ayuda de 12.000 euros a una entidad catalana vinculada a Eliseu Climent

Fernando Giner se dirige Ribó en el pasado debate sobre el estado de la ciudad. :: irene marsilla
Fernando Giner se dirige Ribó en el pasado debate sobre el estado de la ciudad. :: irene marsilla
  • El Ayuntamiento aprueba una subvención al Instituto Villalonga para un libro sobre la articulación territorial del arco mediterráneo

La junta de gobierno del Ayuntamiento aprobó este viernes conceder una subvención de 12.000 euros a la asociación Institución Económica y Empresarial Ignasi Villalonga, a modo de ayuda para la publicación de un libro blanco sobre la articulación territorial en el arco mediterráneo. La entidad, que recibió la aportación directamente de los fondos que dispone el alcalde Joan Ribó para este tipo de propuestas, tiene como secretario al editor Eliseu Climent y su sede se encuentra en el número 121 de la Rambla de Catalunya, en Barcelona.

La decisión provocó ayer las críticas del portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, quien censuró la subvención en comparación con otras suprimidas a lo largo del último año. «El alcalde debe explicar a los valencianos por qué ha entregado 12.000 euros al Instituto Económica i Empresarial Ignasi Villalonga». Esta entidad tiene una delegación en Valencia, en el 12 de la calle San Fernando, donde se encuentra la sede de Octubre Centre de Cultura Contemporània, uno de las mayores iniciativas de Climent los últimos años y donde confluyen las principales asociaciones catalanistas actuales.

En opinión de Giner, el alcalde «financia a entidades catalanistas con el dinero que resta a colectivos sociales y de carácter valenciano con el Banco de Alimentos o Lo Rat Penat. Hemos detectado 19.000 euros con este destino».

La formación ya denunció una subvención de 7.000 euros a la Institución para el Fomento de las Artes, las Ciencias y la Cultura que dirige «la hija de Eliseu Climent», lamentó Giner. En este caso, el gabinete de Alcaldía abrió el expediente el pasado 22 de julio, según figura en la documentación a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS. El proyecto para el que se pidió el dinero se llama exactamente «Llibre Blanc de l'articulació territorial i econòmica de l'Euroregió de l'Arc Mediterrani» y debe realizarse este año, según se afirma. El dinero se dará en un único pago y tras la fecha de su concesión, con lo que a partir de mañana podrá hacerse el ingreso al citado instituto catalán.

Climent es uno de los referentes más veteranos de los movimientos catalanistas en Valencia. De profesión editor y con la marca Tres i Quatre como principal escaparate de sus actividades, sigue en activo y con mucho éxito a tenor de las subvenciones conseguidas para este proyecto no sólo del Ayuntamiento del cap i casal sino también de los de Alicante y Castellón, que en los últimos meses han otorgado ayudas al instituto para el mismo fin, el citado libro blanco.

La única obligación a cambio de la entrega discrecional de los 12.000 euros por parte de Ribó es que el logotipo del Consistorio valenciano figure en la publicación. Eso y todos los requisitos normales marcados por la ley, como que sea una institución sin ánimo de lucro, según figura en sus estatutos.

Giner destacó las reservas del servicio de Intervención, donde se indica que no se acreditan «en el expediente las razones de interés público, social o humanitario u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública».

Esto sí que aparece en la justificación que ofrece el gabinete de alcaldía, además de que el instituto catalán está al corriente de los pagos con la Seguridad Social y no tiene deudas con el Ayuntamiento, pero no se incluye documentación del citado instituto.

El único documento parecido es una memoria económica, de una página y donde sólo se incluye un cuadro detallado del presupuesto necesario para el proyecto. El total asciende nada más y nada menos que a 145.000 euros, de los que 41.600 serán para la preparación y elaboración del libro; otros 34.200 euros para una jornada de presentación de la obra y 69.200 euros para unos llamados «gastos de estructura» sin especificar.

El portavoz de Ciudadanos se mostró sorprendido por la forma de abonar la subvención que ha decidido Ribó. «Van a realizar un pago único por la totalidad de la subvención con carácter anticipado a la justificación. Mientras tanto, hay padres que han tenido que pagar el recibo íntegro de la guardería porque el alcalde ha sido incapaz de gestionar las ayudas antes de que empezara el curso», apostilló.

El presidente del Instituto Ignasi Villalonga es Antoni Serra Ramoneda, catedrático de Economía de la Universitat Autònoma de Barcelona. En el organigrama que aparece en su página web se sitúa a Eliseu Climent como secretario, mientras que el tesorero es Ramón Soler, presidente del Círculo de Economía de la Safor. Las vocalías están repartidas por los territorios que pretende abarcar la asociación, es decir, Cataluña, Cataluña norte (se supone que parte de Francia), tres de lo que denominan País Valenciano, más uno de Andorra y otros tres de las Baleares.

En su propósito fundacional se indica que el instituto es «una institución que agrupa a empresarios, profesionales e instituciones (de los lugares citados) con la intención de fomentar la cooperación entre las regiones del Mediterráneo noroccidental, a partir de unas coincidencias históricas, lingüísticas, sociales y de mentalidad empresarial», que en este caso han recibido 12.000 euros de dinero del Ayuntamiento para un libro.