Las Provincias

Las obras en los puentes de la autovía de El Saler causarán cortes de tráfico

Un tramo de la autovía de El Saler, en plena Devesa. :: j. j. monzó
Un tramo de la autovía de El Saler, en plena Devesa. :: j. j. monzó
  • La reforma durará siete meses y supondrá la reparación del asfalto y en todas las juntas de los dos pasos que salvan el nuevo cauce del Turia

A partir del lunes y durante los próximos siete meses, los dos puentes de la autovía de El Saler estarán en obras para renovar el pavimento y consolidar las juntas de los tableros y otros elementos de esta infraestructura construida en 1973 y que ya se ha beneficiado de otras intervenciones.

La ejecución del proyecto supondrá «importantes» afecciones al tráfico, indicó el Ayuntamiento, mientras que la Conselleria de Obras Públicas matizó que eso ocurrirá principalmente en la segunda fase.

En la primera, la incidencia a la circulación será mínima, aunque en la posterior se «se deberá cortar al tráfico la circulación de uno de los puentes desviándola por el otro», indicaron fuentes autonómicas. Todos estos cambios en la calzada estarán señalizados para que no se produzca ningún riesgo de accidente.

La autovía de El Saler está lejos de las intensidades de tráfico de accesos a Valencia como ocurre en la A-3, la autovía de Llíria o la V-21. Aún así, se trata de una carretera que suele presentar retenciones los fines de semana, al ser la principal vía de comunicación con las pedanías del sur. La Conselleria de Obras Públicas maneja algunos cambios significativos para los próximos meses, como la reducción de la velocidad máxima, pero eso sigue sin plazos conocidos.

Las obras en los puentes tienen un presupuesto de 709.248 euros. La previsión es actuar en las juntas de los puentes, 34 en el tablero principal y ocho en ramales, que suponen un total de 709 metros de juntas, en la medida en que se trata de un tramo de carretera de varios carriles. La actuación incluye la reparación y refuerzo del firme tanto en los puentes como en su entorno más inmediato y afectará a una superficie de 24.400 metros cuadrados.

Las juntas de dilatación y el firme son aspectos críticos desde el punto de la seguridad vial, especialmente en un tramo viario como el afectado que tiene una intensidad media diaria de 15.000 vehículos. La reparación permitirá «garantizar una rodadura adecuada al evitar cualquier disfunción en la conducción». También supone una operación fundamental para la seguridad viaria ya que el deterioro en las juntas provoca una irregularidad en la rodadura y puede afectar a la seguridad en la conducción, sobre todo en los vehículos de dos ruedas.

Estos puentes, que permiten salvar el nuevo cauce del Turia, fueron construidos en el marco de las obras de «Defensa de Valencia contra las avenidas del Río Turia» y puestos en servicio en 1973. En 1992 se realizó una primera actuación, muy similar a la actual. Posteriormente, en 2011 y primeros meses de 2012 se realizó una importante actuación de reparación de los pilares.