Las Provincias

La Universitat tramita el cerramiento del campus de Tarongers con verjas

  • El Ayuntamiento aprueba hoy el informe ambiental para colocar un cierre que acabe con las quejas de botellón en las calles del entorno

valencia. La junta de gobierno tiene previsto dar cuenta hoy del informe ambiental necesario para el cerramiento del campus de Tarongers. La Universitat de València tramita de este modo un proyecto iniciado hace años y que responde a las quejas vecinales por las concentraciones de jóvenes para hacer botellón por las noches.

A diferencia del cercano campus de la Politècnica, cerrado desde su construcción, el de Tarongers se diseñó con calles abiertas y conectadas con el entorno. El problema es que eso generó una concentración de cientos de personas, convirtiéndose en la zona de moda para el botellón.

La situación llegó a tal extremo que la Policía Local tuvo que realizar varios plantones, patrullas y otros sistemas para dispersar a los participantes, que dejan las calles del aparcamiento y los jardines repletos de basura. Eso fomentó la dispersión de este fenómeno por toda la ciudad. Pese a esa circunstancia, la institución docente decidió seguir adelante con el proyecto de cerramiento.

Una vez superado el informe ambiental, ahora toca el turno de las Administraciones afectadas por la construcción de la verja. Los servicios municipales tendrán que emitir dictámenes, lo mismo que distintas empresas.

La zona del cerramiento será la delimitada por la avenida de los Naranjos, las calles Ramón Llull, Clariano y la prolongación de Albalat dels Tarongers. Algunas de las calles transversales son necesarias para la conexión de las zonas norte y sur del barrio.

Antes de la construcción de la verja, será necesario el cambio de calificación del suelo, de tal manera que la Universitat pueda hacerse cargo de su mantenimiento. En esta parte del barrio de San José hay varias parcelas de propiedad municipal, aunque el documento que pasará hoy por la junta no precisa si se quedará dentro del cerramiento. El uso previsto era el deportivo, cerca de las instalaciones municipales donde se levanta un campo de hockey sobre hierba.