Las Provincias

Un conductor y un gorrilla se enzarzan en una pelea a puñetazos por la propina

Un conductor y un gorrilla se enzarzan en una pelea a puñetazos por la propina

  • La discusión, detenida por un policía fuera de servicio, comenzó cuando el dueño del vehículo le dio 10 céntimos al aparcacoches callejero

La cantidad de la propina por encontrar un sitio para aparcar fue el desencadenante de una pelea en la ciudad de Valencia entre un conductor y un gorrilla. El dueño del vehículo estacionó en zona azul y, además de abonar los euros correspondientes al servicio de ORA, le dio 10 céntimos al hombre que le había echado una cable para hacerse con un hueco en una calle concurrida. Según varios testigos, al aparcacoches callejero no le sentó nada bien la cantidad con la que vio premiada su colaboración y le propinó un puñetazo en la cara al dueño del turismo. El agredido respondió a la agresión con otro fuerte golpe en la cara. La riña, que se prolongó durante casi cinco minutos, fue detenida por un agente municipal fuera de servicio, quien dio el aviso al 112.

Pasaban las doce y media del mediodía cuando el conductor del vehículo, un joven de unos 30 años, buscaba sitio para aparcar en la Avenida Giorgeta con la calle Jerónimo Muñoz de la ciudad de Valencia. Encontró un lugar para estacionar en zona azul gracias a las señas de un aparcacoches callejero, de unos 50 años. Al abandonar el vehículo, el joven pagó la tarifa correspondiente al servicio de Ordenación y Regulación de Aparcamiento (ORA) en la vía pública y también le dio una propina al gorrilla. Los 10 céntimos de cortesía, tal como cuentan testigos presenciales a este periódico, le supieron a muy poco al aparcacoches que, enfadado, decidió soltarle un puñetazo al joven ocasionándole una herida en el labio. Acto seguido, el agredido le contestó con otro golpe en la cara, mandándole al suelo.

La pelea, que se desarrolló muy cerca del edificio de la Jefatura Superior de Tráfico, llamó la atención de vecinos y viandantes. Uno de estos últimos era un policía municipal de Torrent que se encontraba fuera de servicio visitando a su padre. El agente no dudó un ápice en intervenir para poner fin a la pelea. Separó a ambos y los mantuvo alejados hasta la llegada de efectivos de Policía Nacional y Local, que acudieron al lugar junto a un Samu tras la llamada del policía al 112.

Gracias a la intervención del policía, la pelea no pasó a mayores. El conductor tuvo que ser atendido por heridas en la mano, mientras que el aparcacoches presentó una brecha en la cabeza. Ninguno de los dos fue detenido.