Las Provincias

Antimilitaristas ocupan el consulado ruso en Valencia

  • El grupo activista reclama el final del cerco y bombardeo de Alepo oriental

Un grupo de activistas antimilitaristas ha accedido a las oficinas del Consulado Honorario de Valencia enfundados en monos blancos y con cascos del mismo color, símbolo de las brigadas de protección civil en las zonas liberadas de Siria, para reclamar el final del cerco y bombardeo de Alepo oriental.

Sobre las 13.00 horas, han accedido a las instalaciones cargados con bolsas llenas de escombros y material de derribo que han vertido frente al despacho del cónsul y han desplegado una pancarta en la que se leía uno de los lemas del llamamiento internacional para detener el bombardeo: "Aleppo is burning" (Alepo está ardiendo).

Mientras, en el exterior, otras personas apoyaban la acción y vertían más escombros a las puertas del consulado, según un comunicado el grupo antimilitaristes-moc, que pretende devolver a la representación de la Federación Rusa "una muestra simbólica de la muerte y la destrucción que está causando su gobierno en Siria, y especialmente en Alepo".

La acción no violenta, según han aclarado, no va dirigida contra Rusia o su población, "sino a cuestionar las agresivas, intervencionistas e incluso criminales políticas exteriores del gobierno ruso especialmente en Siria, que nos repugnan tanto como las llevadas a cabo anteriormente por Estados Unidos y sus aliados en Afganistán o Iraq".

Han puesto de manifiesto que "como en estos últimos casos, la coartada para los crímenes de guerra es la misma, la guerra contra el terrorismo".

Los activistas han denunciado en Siria "un genocidio cometido por Asad y sus aliados" y que Alepo lleva varios días "sufriendo una ofensiva aérea salvaje, causando una media de más de un centenar de fallecidos diarios, cientos de heridos, y la destrucción total de la infraestructura sanitaria y de protección civil de los barrios".

Han incidido en que se están usando varias clases de bombas, cuyo uso está prohibido, y hay más de 600 civiles muertos y más de 1.600 heridos, no hay agua y los hospitales están abarrotados.

Con esta y otras acciones, antimilitaristes-moc quiere romper el silencio que domina en las redes activistas antiguerra sobre el conflicto sirio, expresar su solidaridad con las personas que sufren dolor, muerte, persecución y desplazamiento, y señalar a los culpables: la dictadura de Bashar al-Asad y sus aliados políticos y militares, la elite política rusa e iraní.

Antimilitaristes-moc ha convocado también a las personas y organizaciones valencianas sensibilizadas con el conflicto sirio a participar en una concentración frente al mismo Consulado Ruso el próximo lunes 3 de octubre, a las 19.00 horas.