Las Provincias

Empiezan los derribos para ampliar el jardín de Viveros y abrir calles

Calle Pintor Genaro Lahuerta, con el estrechamiento de la calzada que se eliminará. :: jesús signes
Calle Pintor Genaro Lahuerta, con el estrechamiento de la calzada que se eliminará. :: jesús signes
  • La empresa iniciará hoy las demoliciones en las naves de Cruz Roja y la trasera del Museo San Pío V con la previsión de acabar en cuatro meses

valencia. Dentro de poco más de cuatro meses, toda la parte trasera del Museo de Bellas Artes habrá cambiado por completo, lo mismo que pasará con el antiguo zoológico de Viveros y un solar anexo al Museo de Ciencias Naturales.

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, firmó ayer el acta de replanteo con la empresa Bertolín, adjudicataria de una inversión de 980.000 euros y que comenzará con el derribo de los barracones de Cruz Roja de la calle Pintor Genaro Lahuerta, que se ampliará para eliminar un cuello de botella.

Quedará un acceso para vehículos hacia la calle Vuelta del Ruiseñor, donde se sitúa la entrada de carga y descarga del Museo de Bellas Artes, El resto será peatonal.

Pero si la mejora en la parte trasera de la pinacoteca será significativa, incluida la sustitución de un muro de bloque por una verja de diseño similar a la de Viveros, aún se notará más el cambio dentro del parque histórico.

Los restos del zoológico desaparecerán, lo mismo que un almacén de trastos y materiales en un solar cercano al Museo de Ciencias Naturales. En su lugar, se ampliará la zona verde un laberinto formado por setos, en el segundo caso.

Fuentes municipales indicaron que en la parcela del zoo se ha desestimado el mariposario previsto hace años. La agencia de lectura, saqueada sin haberse estrenado, también se rehabilitará en un concurso aparte que supera los 320.000 euros de inversión.

En la memoria del proyecto se indica que la superficie de actuación asciende a 16.300 metros cuadrados. Entre las especies elegidas de arbolado, se habla de almeces, cipreses, perales de flor y lagunarias. También setos, arbustos y praderas de césped. La demolición del muro del viejo zoo que recae a Pintor Genaro Lahuerta permitirá ensanchar la calle, mientras que junto a la confluencia con la calle Alboraya se habilitará un estacionamiento en batería y un pequeño jardín. En los últimos años, los vecinos de la zona han denunciado la degradación de solares, con vertedero en Vuelta del Ruiseñor e incendios en la alquería que servía de oficinas al zoológico.