Las Provincias

Grezzi rechaza actuar en el doble sentido de Barón de Cárcer

  • El Ayuntamiento insiste en que la señalización es correcta y que los vecinos tienen que prestar atención antes de cruzar la avenida

La concejalía de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia descartó ayer realizar cualquier actuación en la avenida Barón de Cárcer después de las quejas vecinales que se dispararon la semana pasada cuando otro joven fue atropellado por un autobús de la EMT. «La gente tiene que respetar las señales porque todo está bien señalizado», indicaron fuentes de la concejalía de Movilidad Sostenible.

«Si se saltan el semáforo, la culpa es suya», comentaron las mismas fuentes, que recordaron que la señalización del doble sentido, impuesto el pasado mes de noviembre para que los autobuses pudieran dirigirse a Ciudad de Brujas, «está correcta en base a términos técnicos». Además, confirmaron que el pasado mes de abril, cuando un hombre falleció tras ser atropellado por un autobús de la EMT, pidieron un informe y se revisó toda la señalización, que incluso se mejoró.

Preguntada la regidoría sobre si el Consistorio se plantea informar a los vecinos a pie de calle o hacer folletos informativos, Movilidad lo descartó. Se hizo cuando se peatonalizó el entorno de la Lonja, pero desde la concejalía que dirige Giuseppe Grezzi aseguraron que no es la misma situación. «Allí se cerró el paso a vehículos en un punto muy importante», indicaron.

Además, hicieron hincapié en que Barón de Cárcer «no es un punto negro». «En la actualidad no consta por parte de la Policía Local ni por parte del Centro de Gestión de Tráfico ningún punto en la ciudad en el que la señalización sea defectuosa. En cambio sí hay lugares en los que se registra un mayor incumplimiento de las normas de circulación, y estamos seguros de que la concejalía de Seguridad Ciudadana está analizando cómo atajar estas infracciones que, además de suponer actos incívicos, generan situaciones de peligro no solo para sus autores sino para el resto de usuarios de la vía, ya vayan a pie o en cualquier tipo de vehículo público o privado». «Vamos a seguir con el trabajo que estamos desarrollando para pacificar el tráfico en toda la ciudad, aplicando muchas de las medidas contenidas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, aprobado a finales de 2013 por el Pleno Municipal, entre las que se encontraba la implantación del doble sentido en la Avenida Barón de Cárcer», según explicaron las mismas fuentes.

Lo cierto es que, mientras Movilidad insiste en que la gente mire antes de cruzar, ya ha habido seis accidentes, entre ellos cinco atropellos, en la avenida desde noviembre de 2015. Uno de ellos mortal. Los vecinos no entienden la postura del Ayuntamiento, a quien piden diálogo y que revierta el doble sentido, mientras que el Consistorio asegura que los vecinos llevan muchos años con la avenida en un solo sentido y no están acostumbrados a mirar a ambos lados antes de cruzar la calle. Distintas entidades vecinales de la zona se plantean recoger firmas o incluso cortar la calle para evidenciar su enfado y La Boatella estudia denunciar al Consistorio.