Las Provincias

Los vecinos piden la mediación del PSPV para acabar con los accidentes en Barón de Cárcer

Dos viandantes cruzan Barón de Cárcer ante un autobús de la EMT. :: damián torres
Dos viandantes cruzan Barón de Cárcer ante un autobús de la EMT. :: damián torres
  • La Coordinadora de Entidades de Ciutat Vella se reunirá con Sandra Gómez en próximas fechas y le solicitarán su intercesión ante Grezzi

Los vecinos de Ciutat Vella pedirán a la primera teniente de alcalde, Sandra Gómez, su mediación ante Compromís para acabar con los accidentes en Barón de Cárcer desde que en noviembre se instaurara el doble sentido en la avenida. Desde ese mes, ha habido cinco atropellos, de los cuales uno fue mortal. Ahora, los vecinos aprovecharán una próxima reunión con la también concejala de Turismo sobre la legislación en torno a apartamentos vacacionales para pedirle que, como concejala de Protección Ciudadana hasta hace menos de un mes, interceda por ellos ante su homólogo en Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Así lo confirmó ayer la Coordinadora de Entidades de Ciutat Vella. La plataforma, que agrupa a la práctica totalidad de las asociaciones vecinales con presencia en el centro de la ciudad, aprovechará su buena relación con la máxima representante del PSPV en Valencia para pedirle ayuda. «Hemos intentado hablar con Grezzi pero no nos hace caso, así que se lo pediremos a Gómez», explicó Juan Bayona, portavoz de la plataforma, que asegura que la concejala se ha ofrecido a hablar con Grezzi y con su sucesora en Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, para que estudien la situación en la avenida. Cabe recordar, tal como informó este diario, que la Policía Local de Valencia no ha previsto ninguna campaña especial de información en la zona pese a que, como ha dicho Grezzi en varias ocasiones, achacan los accidentes a que los vecinos «cruzaban sin mirar o con el semáforo en rojo». Residentes y comerciantes de la zona, por su parte, aseguran que los autobuses van «mucho más rápidos de lo normal».

Lo cierto es que los vecinos que viven en torno a Barón de Cárcer insisten en que se elimine el doble sentido. Y lo hacen todas las asociaciones de vecinos. Además de la coordinadora, que ha pasado al ataque pidiendo ayuda al PSPV, la de El Palleter de Velluters asegura que la sobrecarga de autobuses por Guillem Sorolla complica el descanso de los residentes en esa vía, de apenas un carril aparte del carril bus. La Asociación de Vecinos y Comerciantes La Boatella estudia incluso denunciar a Grezzi y Ribó ante los tribunales por poner en marcha una medida que atenta contra la seguridad de las personas. Incluso Rafael Mampel, de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Ciutat Vella, cree que las peatonalizaciones en el centro de la ciudad se improvisan y no solucionan problemas. «Se despejan a otras calles», como dice la secretaria de El Palleter, María José Volta.

Ahora, la pelota está en el tejado del Consistorio. Por reuniones e interpelaciones anteriores, los vecinos no confían en que Grezzi dé marcha atrás («del Ayuntamiento no nos creemos nada», decía la pasada semana Joan Sanchis, portavoz de la Boatella), por lo que ahora pedirán a los socialistas que les ayuden para convencer al concejal de Compromís. Cabe destacar que es de Movilidad Sostenible la potestad de modificar las situaciones de la vía, pero depende de la Policía Local la imposición de sanciones.

La propia teniente de alcalde aseguró ayer, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, que escuchará lo que tengan que decirle los vecinos como siempre hace pero que prefiere «no meterse» en el tema, que corresponde a Menguzzato y Grezzi. «Escucharé lo que me digan, claro, pero aún no hay fecha para la reunión y además entiendo que es un tema de Protección Ciudadana», explicó la concejala de Turismo, que reconoce que es consciente de las quejas vecinales respecto a la situación en la avenida.

Queman así los vecinos una de las últimas naves que les quedan. Inmersos en la lucha contra los apartamentos turísticos que proliferan por todo el distrito, las entidades vecinales saben que tienen otro frente abierto con el Consistorio. Recogerán firmas, como están haciendo con el tema de los apartamentos, para hacer fuerza al Ayuntamiento sobre el doble sentido y no descartan cortes puntuales en Barón de Cárcer para evidenciar su descontento con el cambio de dirección impuesto por el Consistorio el pasado mes de noviembre. Cuando está a punto de cumplirse el año desde aquella decisión, los vecinos consideran que el balance no puede ser más negativo y están dispuestos a enfrentarse al Ayuntamiento para recuperar el sentido único.