Las Provincias

Una sanción a la contrata inicia la resolución para un nuevo concurso de la grúa municipal

valencia. La junta de gobierno dio ayer el primer paso para lo que la portavoz, Sandra Gómez, consideró la consecución de un nuevo modelo de gestión para el servicio de la grúa. El Ayuntamiento acordó multar con 10.400 euros a la contrata Pavapark por incumplimiento en el número de vehículos que deben estar disponibles. La edil citó como ejemplo algunos días del pasado mayo, donde en lugar de los 20 obligados por el pliego de condiciones del concurso, se llegaron a contabilizar sólo cuatro unidades.

La empresa ya anunció el pasado julio su intención de resolver el contrato, es decir, dejar de prestar este servicio en Valencia. Gómez matizó que el expediente abierto a Pavapark no tiene nada que ver con ese giro que se quiere dar a la grúa, sino que se refirió a los problemas surgidos con la anterior contrata, Servicleop, todavía sin cerrar.

Hasta ahora, se había gestionado para que fuera «un negocio», mientras que ahora se establecerá un tipo de pagos similar a los de la contrata de recogida de basura o mantenimiento de jardines. La edil explicó que el modelo a descartar es «cuando hay un tope a recibir por el Consistorio y a partir de ahí se lo queda todo la empresa».

En los últimos años y debido a la crisis económica, ha descendido mucho el número de enganches de vehículos mal estacionados. Esto ya aparecía en el pliego de condiciones del actual concurso, pese a lo que Pavapark se presentó al mismo.

Como explicó, en el expediente de sanción se han contabilizado 13 infracciones, que por una media de 800 euros, la sanción se materializa en 10.400 euros que la contrata tendrá que abonar o el Ayuntamiento se lo descontará del pago de su trabajo. Acerca del nuevo modelo, afirmó que la voluntad es conseguir «una grúa sostenible que obedezca al bienestar general y de movilidad de la ciudad, y lo lógico es pagar por el servicio prestado», frente a lo que reiteró como modelo de negocio.

Los servicios jurídicos del Consistorio, indicó, todavía no han presentado el proceso de resolución del contrato, que se hará previsiblemente antes de que acabe el año.