Las Provincias

La policía sólo pone dos multas en Ruzafa por hacer botellón

Dos multas por beber alcohol en la calle y otras dos por consumir drogas. Ese es el escaso balance de la actuación de la Policía Local en el barrio de Ruzafa este verano, según denunció ayer el concejal del grupo popular Félix Crespo en base a una respuesta del tripartito.

El edil mostró su «preocupación y sorpresa» al conocer los datos, que a su juicio «vienen a confirmar el abandono que ha sufrido el barrio durante todo el verano, y que sus vecinos no han parado de denunciar».

Crespo recordó las recientes quejas de las asociaciones de vecinos y en especial de la Federación, indicando que la ciudad se ha convertido en un «gran botellódromo; tan sólo ha sido necesario un año al frente de Protección Ciudadana para que la concejala Gómez haya conseguido duplicar la incidencia de este fenómeno». Concluyó que la mayor parte del verano y, especialmente en agosto, la concejalía «ha estado sin mando».

La plataforma vecinal Russafa Descansa proseguirá hoy en el entorno del mercado de este barrio la recogida de firmas para la delimitación de las calles que deberían ser zona acústicamente saturada. Mientras se produce este proceso, la entidad quiere que el Consistorio acomete una serie de medidas preventivas.

La asociación solicita la declaración de Ruzafa como zona saturada por terrazas, aplicando las medidas correctoras por la saturación de estas instalaciones, sobre todo en la mayor parte de los cruces. «Ruzafa ya es una Zona Acústicamente Saturada con 350 establecimientos hosteleros, más de 230 terrazas y en torno a 450 apartamentos turísticos».