Las Provincias

Suciedad en una calle del barrio Baleares-Grao. :: lp
Suciedad en una calle del barrio Baleares-Grao. :: lp

Las quejas vecinales obligan a reforzar la limpieza en los barrios hasta final de año

  • La junta de gobierno aprueba hoy una partida de 562.937 euros para el barrido, recogida en solares y la prueba de depósitos para compost

valencia. Las quejas en los barrios por la suciedad en las calles han obligado al Ayuntamiento a reforzar la limpieza y la retirada de residuos en la vía pública y solares en varias zonas de Valencia. La junta de gobierno tiene previsto aprobar hoy actuaciones en los barrios de Benimaclet y San Marcelino, así como en todos los que engloban los distritos de Marítimo y Quatre Carreres. Así figura en una propuesta de acuerdo donde se añade la instalación de una prueba piloto del llamado quinto contenedor, destinado a recoger residuos orgánicos para la elaboración de compost.

El presupuesto total para estas actuaciones asciende a 562.937 euros y responden a un informe del Servicio de Gestión de Residuos Sólidos del pasado día 2. Del gasto citado, 322.998 euros serán para limpieza y 239.939 euros para la recogida de residuos en solares y nuevos depósitos de color marrón para la materia orgánica.

La iniciativa detalla el incremento de baldeos en las calles tanto en días laborables como festivos. También el incremento de equipos de limpieza y el refuerzo en octubre del barrido de la hoja de los árboles, entre otros apartados. Cabe recordar que en el temporal registrado en Valencia hace unos días, las inundaciones se agravaron en varias calles al embozarse el alcantarillado por los restos del follaje, como admitió el concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià.

La llegada del nuevo gobierno municipal no ha reducido las quejas en los barrios por la falta de limpieza. Por el contrario, la presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, ha reiterado varias veces la necesidad de reforzar el presupuesto de las contratas. A esto se refirió ayer el alcalde Joan Ribó durante la presentación de una campaña de concienciación ciudadana para que se ensucien menos las calles. Recordó que el pasado año se añadió un millón de euros y que este ejercicio han sido 2,4 millones más para la recogida de basura y la limpieza viaria.

De cara a 2017, aseguró que habrá más dinero para estas contratas y para jardines. Acompañado de la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano, descartó incrementar las campañas de multas a corto plazo, dado que el primer paso será la citada iniciativa de concienciación, a base de cartelería, dípticos y vídeos breves en redes sociales.

Soriano confirmó que el próximo año no se abrirá el segundo ecoparque de Valencia, previsto en la zona norte. La Entidad Metropolitana sí que ha aprobado uno en Paterna, que pueden utilizar también los vecinos del cap i casal.

La única instalación abierta de este tipo se encuentra entre la V-30 y el polígono Vara de Quart, en un pequeño desvío que sale del Camino Nuevo de Picanya. La edil destacó que hay 20 zonas más de recogida del ecoparque móviles (camiones) y un horario más amplio.

En cuanto al refuerzo de limpieza, los expedientes precisan que la recogida selectiva orgánica se hará entre hospitales, colegios, mercados y supermercados en Quatre Carreres y el Marítimo, mientras que en el resto será en las calles.