Las Provincias

Un verano interminable

  • Las jornadas más calurosas empiezan ahora cinco días antes y terminan tres después como consecuencia del calentamiento global

  • El año tendrá ocho días más de calor y se espera un invierno con mayor temperatura

El otoño llega hoy a la Comunitat y será más cálido de lo habitual, con temperaturas por encima de la media. La nueva estación aparece después de un verano relativamente normal (con 0,3º por encima de la media) y muy seco, según explicó ayer el director del Centro Territorial de Aemet en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo.

El verano parece volverse interminable. Al menos así lo refleja un estudio realizado por Aemet en el que se estima que en los últimos treinta años los periodos de más calor se han alargado.

Si entre la década de los 50 y los 80 la temperatura media de 20º se alcanzaba a partir del 14 de junio y finalizaba el 19 de septiembre, el promedio ha cambiado entre 1981 y 2014 cuando los 20º se alcanzan entre el 9 de junio y el 22 de septiembre. Es decir, el periodo se ha alargado en ocho días en un fenómeno, según explicó José Ángel Núñez, jefe de Climatologia de Aemet, que aparece relacionado con el cambio climático.

Además, durante este periodo se observa que los días más cálidos del año han aumentado porcentualmente su temperatura media de forma que el periodo estival se ha hecho más cálido y largo.

Verano seco y otoño cálido

El verano ha sido «especialmente seco» y ha llovido la mitad de lo normal. Entre octubre y diciembre, ha explicado Tamayo, la «tendencia» será de temperaturas por encima de la media, mientras que en lo que a lluvias se refiere, en este momento no se dispone de «ninguna señal» de lo que pueda suceder.

Lo que sí ha apuntado es que «no se ve una situación de gota fría para los próximos días, sí se ve algo de inestabilidad para hoy y mañana, que pueden ser días de tormenta pero no lo que popularmente se entiende como gota fría.

El verano comenzó en la Comunitat con calor, especialmente los días 13, 14 y 15 de junio, donde el viento de poniente seco y recalentado elevaron las temperaturas hasta 40 grados en Xàtiva y Barxeta, aunque desde mitad de junio y durante gran parte de julio se han ido alternando periodos cálidos y frescos. Después del calor de final de julio, predominó a partir del 4 de agosto el ambiente fresco durante la primera quincena, que resultó la segunda más fresca de los últimos 30 años, tras el mismo periodo del año 2002.

Pero lo más significativo se produjo en septiembre, fuera de los meses más veraniegos, ya que en el plazo de una semana se registró el día más cálido desde el 1 de junio -el 5 de septiembre, con máximas que se acercaron a los 44 grados en Xàtiva, y el más frío -el día 12, con caídas de hasta 12º. En cambio, en España el verano ha sido el más cálido del último medio siglo con 1,2º por encima de la media habitual.

El año hidrológico ha registrado «precipitaciones por debajo de la media», con un déficit del 45%. Donde más ha llovido el déficit ronda el 30% de déficit y donde menos ha llovido el déficit alcanza el 60%, ha explicado.

Por otro lado, el centro territorial ha puesto en marcha este verano un proyecto para ayudar en la extinción de los incendios que es el envío a los destacamentos de los mapas con la dirección de desplazamiento del viento y la velocidad. Además ha remitido un mapa del lugar donde han los rayos han caído para facilitar las tareas de vigilancia.