Las Provincias

Buscan técnicos para vigilar el desplome de Cortes

valencia. La Diputación de Valencia publicó ayer la licitación para contratar una empresa que se encargue de vigilar a nivel geológico la ladera de Cortes de Pallás en la que se produjo el grave derrumbe del 6 de abril de 2015. La zona afectada, que dejó al pueblo aislado durante varios meses, ya ha sido despejada de rocas y asegurada, pero falta contratar a un grupo de especialistas que detecten las amenazas de nuevos desplomes.

La Diputación destina 74.000 euros para contratar a un equipo con una duración de tres años. En ese tiempo deberán recoger e interpretar los datos de los 15 sensores láser de alta precisión repartidos por la ladera para detectar el mínimo movimiento y actuar a tiempo ante cualquier posible señal de nuevos desplomes.

La Diputación pretende que el grupo de control de la ladera esté formado por dos ingenierios en geodesia y cartografía especialistas en control de deformaciones. También se necesita otro ingeniero similar especialista en fotogrametría y escaneado láser y un cuarto profesional que sea ingeniero técnico en Topografía.

El organismo provincial planea una campaña anual más completa para el control de deformaciones tridimensionales de la ladera y dos mas de medición rápida para vigilar su comportamiento físico «ante episodios de lluvia, sequedad o cualquier condición que haga recomendable su análisis».

La Diputación de Valencia admite que la zona «presenta una gran complejidad geológica agravada por la acción del hombre con obras como la central hidroeléctrica La Muela I y II, la presa y el embalse de Cortes de Pallás».