Las Provincias

Cuarenta municipios acuerdan reducir el tráfico urbano

valencia. Más espacio para peatones y ciclistas, evitar el tráfico de paso oportunista por el centro, reducir las zonas de aparcamiento en la vía pública para no residentes o aumentar las zonas 30. Son algunas de las medidas que ayer acordaron impulsar 40 municipios de la Comunitat y que figuran en el Pacto valenciano por la movilidad segura y sostenible impulsado por la Conselleria de Obras Públicas.

El acuerdo también contempla la renovación de la flota de vehículos con modelos no contaminantes, la creación de aparcabicis y la aprobación -y posterior ejecución- de planes de morbilidad en los distintos municipios. En este sentido, la consellera, María José Salvador, explicó que son pocas las localidades que cuentan con estos documentos y recordó que su departamento va a licitar la elaboración de los planes de las áreas de Valencia, Castellón y Alicante-Elche con una inversión de casi dos millones, ya que se consideran «pieza clave» para la obtención del contrato programa.

En este punto, Salvador hizo mención al área metropolitana de Valencia, donde espera que a comienzos del próximo año comience a operar la Autoridad Única de Transporte. Precisamente hoy, la conselleria y el Ayuntamiento de Valencia darán el último paso para que la EMT opere en Alboraya, Moncada, Paterna y Vinalesa, por lo que Salvador y Joan Ribó firmarán un convenio.

El pacto que se firmó ayer dentro de los actos programados por la Semana de la Morbilidad y al que también se sumaron la Diputación de Valencia y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. En total, son catorce puntos con los que se pretende concienciar sobre una movilidad sostenible y el uso del transporte público a las distintas administraciones.