Las Provincias

Los vecinos protestan ante Ribó por los cambios en la EMT y por la limpieza

fotogalería

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (c), junto los tenientes de alcalde Sandra Gómez (PSPV-PSOE) y Jordi Péris (València en Comú). / EFE

  • Los comerciantes del centro histórico piden un «modelo de comercio reforzado» que permita al sector recuperar vitalidad

Los comerciantes del centro histórico de Valencia han pedido este martes al alcalde de la ciudad, Joan Ribó, trabajo en favor de "un modelo de comercio reforzado", que lo haga "atractivo" y que lleve a "recuperar" su "potencial" para poder "mantener la vitalidad perdida".

Asimismo, la Federación de Asociaciones de Vecinos de la capital y diversas entidades vecinales de diferentes barrios han trasladado al gobierno local sus quejas por los cambios hechos en las líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y por la limpieza urbana, que han reclamado que se mejore.

Estas reivindicaciones al primer edil y a su equipo de gobierno se han planteado en el Debate del Estado de la Ciudad de Valencia que se ha celebrado esta jornada en el Ayuntamiento. En este pleno han intervenido, por primera vez, entidades ciudadanas, un total de 15, que durante tres minutos cada una de ellas han podido plantear a la corporación local sus inquietudes y reclamaciones.

La ronda la ha iniciado el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, Rafael Torres, que ha indicado también que si se pretende hacer del centro de Valencia un "centro comercial urbano" de referencia en Europa se debe "conectar con toda la ciudad" y "señalizar con itinerarios" adecuados. Asimismo, ha exigido que se haga realidad la "estrategia turístico-comercial" reclamada "desde hace años" a éste y al anterior ejecutivo municipal.

Por otro lado, Torres ha pedido "seguridad", con "cámaras de seguridad" en los itinerarios comerciales, y "limpieza" en las calles y entornos comerciales, al tiempo que se ha mostrado en contra de "la clonación" del comercio con una "oferta repetitiva" que ofrece en todas partes lo mismo.

Además, ha demandado "apoyar y no asfixiar" a los comerciantes y "atraer inversiones" del comercio autóctono, al tiempo que ha solicitado al alcalde "no confundir" el tamaño y características de las empresas al hablar del IBI, por su facturación o número de trabajadores, y al aplicar los cambios previstos en este pago.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, ha agradecido la "oportunidad" que ofrece poder hablar en el debate de este lunes pero ha censurado lo "precipitado de la convocatoria", que ha impedido "profundizar", y el "tiempo limitado" de "intervención". Ha criticado que la participación ciudadana del ejecutivo local sea de "Wikipedia" y ha dicho que ésta ha de ir "más allá de una definición".

Broseta ha considerado que para llevar a cabo cambios en las líneas de la EMT "es necesario debatir más" con los afectados y hacer "un trabajo previo de información antes de iniciar las consultas", tras lo que ha pedido "no volver a un modelo de decisiones unilaterales". Igualmente, ha rechazado las "terrazas masificadas" y la "ocupación de aceras" por este motivo.

La representante vecinal ha advertido de que "si no se adoptan medidas Valencia", una ciudad en la que se practica "el microbotellón pasará a ser" un lugar de "macrobotellón". Además, ha pedido que no se autoricen apartamentos turísticos en zonas residenciales y ha reclamado medidas para mejorar la limpieza viaria.

Por otra parte, desde la Asociación de Vecinos de Polo y Peirolón se han rechazado los "insultos" y las "críticas" en el debate y que se hable "del Estado de la Ciudad del pasado". Los representantes de esta entidad han defendido el trabajo de sus miembros en favor del barrio y de los ciudadanos sin cobrar y ha criticado que "la limpieza de las calles" haya ido "a peor".

«No han beneficiado a nadie»

Además, se ha indicado que "los cambios en los autobuses" de la EMT "no han beneficiado a nadie" y que han perjudicado "a la gente más mayor", al tiempo que se han reclamado podas en los parques y jardines y que las juntas de distrito "sean como eran" y no "una jaula".

La Asociación de Vecinos de Nou Moles ha censurado también los cambios en las línea de la EMT, en concreto, que en esta zona se hayan quitado algunas y que no se recuperen otras. También se ha pedido mayor número de policías de barrio y la poda de árboles. Igualmente, desde Orriols Convive se ha advertido de la "superpoblación" que registra este barrio y de la "estigmatización de la población inmigrante".

Los representantes de esta entidad han reclamado un impulso para el comercio, adoptar medidas para hacer frente a "servicios públicos insuficientes" y para luchar contra la "ocupación de viviendas de las entidades bancarias", así como "un plan integral de renovación del barrio".

Por otro lado, los comerciantes de la calle Alboraya y adyacentes han lamentado que en esta zona se hayan dejado "calles sólo para bicicletas" y que se haya dificultado la entrada de taxis, de coches, de ambulancias y el acceso a los garajes. Este colectivo ha pedido la apertura de Genaro Lahuerta, actuar en los solares, presencia policial a la salida de los colegios y que el alcalde visite el barrio.

Parque en la desembocadura

La Asociación de Vecinos de Nazaret ha reclamado la ejecución del parque de la desembocadura del Turia y ha criticado que esté "encallado" el proyecto para eliminar las vías del ferrocarril que separan el barrio de la ciudad. Además, ha solicitado medidas para combatir el analfabetismo y atender las rentas bajas y el envejecimiento de la población.

Salvem el Cabanyal y la Associació de Veïns i Veïnes del Cabanyal han pedido agilizar la redacción y aprobación el nuevo plan de rehabilitación del barrio y actuar contra la contaminación acústica en favor de la intimidad del domicilio, la salud y el descanso.

Otros colectivos

Por otro lado, las familias numerosas han demandado una modificación del IBI y ayudas, entre ellas, al transporte; Cocemfe, trabajar la accesibilidad de forma transversal y paradas de EMT accesibles; la Asociación Alana, servicios sociales públicos suficientes y adecuados a la demanda y empleo desde la economía social; los afectados por la hipoteca seguir trabajando para frenar los desahucios, y Movimiento contra la Intolerancia, campañas de sensibilización contra ésta y los delitos de odio.

Fapa Valencia ha pedido inversiones en infraestructuras escolares y acuerdos entre Ayuntamiento y Generalitat para lograrlas, mientras que Iniciativas Culturales Urbanas ha instado a trabajar en la cultura y el ocio. Al final del debate Ribó ha respondido a cada uno de estos colectivos, ha dicho que tomaba nota de sus reivindicaciones y ha defendido el trabajo llevado a cabo por su equipo en algunos temas planteados.