Las Provincias

Ribó defiende una ciudad más justa y sostenible y que se vayan los imputados «a su casa»

fotogalería

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (c), junto los tenientes de alcalde Sandra Gómez (PSPV-PSOE) y Jordi Péris (València en Comú) durante el debate del estado de la ciudad que celebra el Ayuntamiento de Valencia, el primero en dos décadas con intervención del alcalde y en el que también toman las palabra, además de los grupos municipales, entidades ciudadanas. / EFE

  • El alcalde asegura en la apertura del debate sobre el estado de la ciudad que «sabemos gestionar y lo hacemos bastante mejor que la derecha»

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha defendido hoy el trabajo realizado por el Gobierno que lidera para hacer de esta ciudad una urbe "más justa, más orgullosa de sí misma y de su diversidad y más sostenible" y ha pedido a los diputados del PP investigados por posible blanqueo que "se vayan a su casa".

En su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad, el primero que se celebra en dos décadas con la intervención del alcalde, Ribó ha dicho que Valencia "no se merece el maltrato que las personas imputadas le están dando día sí, día también" y ha instado al PP y a los ediles afectados por la pieza separada del caso Imelsa a "actuar ya" para acabar con esta situación.

Tras afirmar que no tiene "miedo a debatir", el alcalde ha asegurado que Valencia "clamaba a gritos una gestión eficaz y eficiente", algo que este gobierno, compartido por Compromís, el PSPV y València en Comú, le está dando en todos los ámbitos, desde el económico, el social o el cultural.

"Sabemos gestionar y lo hacemos bastante mejor que la derecha, que, con crisis y sin ellas, propiciaba unos números desastrosos para las arcas municipales", ha afirmado Ribó, quien ha dicho estar "empeñado en tratar las cuentas públicas con el máximo rigor" y en gestionar "con el sentido común que no se ha tenido hasta ahora".