Las Provincias

Galiana justifica las colas en el Mercado Central por la limitación de aforo

  • «Si pasa algo, quien se la carga soy yo», explica el concejal delegado, que celebra el éxito del Bonic/a Fest con más de 50.000 visitantes

valencia. «Si pasa algo, quien se la carga es este concejal». Así de elocuente se mostró ayer el delegado de Mercados, Carlos Galiana, al presentar el balance de esta edición de la noche de los mercados, rebautizada este año como Bonic/a Fest y ampliada a todas las lonjas municipales. El edil se refería a las largas colas que se formaron a la entrada de buena parte de las instalaciones, sobre todo en el Mercado Central, una situación que se repite por segundo año consecutivo para exasperación de tanto vendedores como de asistentes.

En total, fueron unas 50.000 las personas que se acercaron a los mercados. Solo en la lonja central, la de Ruzafa y la del Cabanyal, las tres más importantes, acudieron 20.000 personas. Así las cosas, se formaron colas. Sobre todo, en el Mercado Central, donde se repitió la situación del pasado año. El Ayuntamiento llevó a cabo un estricto control de acceso encaminado a evitar que se superara el aforo permitido. Galiana fue contundente: «El aforo es el que es y nunca, bajo ningún concepto, se puede superar. Si pasa algo, se la carga este concejal y este Ayuntamiento». La regidoría y los mercados se reunirán a comienzos de octubre para hacer balance y estudiar cómo celebrar la edición de 2017.