Las Provincias

Comercio en la plaza del Ayuntamiento. :: sandra donat
Comercio en la plaza del Ayuntamiento. :: sandra donat

Los comerciantes no podrán defender la bajada del IBI en el debate de la ciudad

  • El Consistorio rechaza conceder la palabra a Cecoval al no estar en el registro de asociaciones ciudadanas de Valencia

Al menos cinco asociaciones tomarán hoy la palabra en el debate sobre el estado de la ciudad, una de las citas importantes de la política municipal este año al contrastar la situación de Valencia entre el tripartito y los dos grupos de la oposición. Pero la Confederación de Empresarios del Comercio no será una de ellas, precisamente cuando está en pleno apogeo el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Isabel Cosme, presidenta de la entidad, confirmó ayer que habían solicitado la palabra, pero se les ha denegado al no estar inscrita Cecoval en el registro de entidades ciudadanas, como establecer el reglamento del pleno en Valencia.

Este formalismo impedirá que la principal asociación pida de nuevo a los grupos municipales un acuerdo para reducir el próximo año la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El pasado viernes, el alcalde Ribó dio prácticamente carpetazo al asunto, aunque el grupo socialista está por la labor de tener un gesto con el pequeño comercio y elevar el valor catastral necesario para que se le aplique la subida.

Otras asociaciones que sí participarán serán las asociaciones vecinales de Nou Moles, Polo y Peyrolón, la propia Federación de Vecinos, una entidad defensora de las familias numerosas y otra de comerciantes del centro histórico y el Ensanche. Esta última, presidida por Rafael Torres, será la encargada de pedir un acuerdo sobre la rebaja en el IBI dentro de su intervención.

Tras las palabras del alcalde Ribó el viernes, el próximo paso será esperar a la junta de gobierno de este miércoles, donde se aprobarán de manera provisional las ordenanzas fiscales. Casi con seguridad que no habrá rebaja en el IBI para los 1.409 comercios afectados por un incremento medio del 36% este año.

Esa cifra podría variar el próximo ejercicio, en caso de que prospere la alternativa del grupo socialista, que podría entrar como enmienda a las ordenanzas. El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, defiende que el valor catastral suba 100.000 euros (de 250.000 a 350.000 euros) para los locales que sufran el aumento, además de subvenciones específicas para comercios tradicionales y otros dedicados a actividades culturales.

Esas medidas, indicaron ayer fuentes cercanas a la concejalía, están vigentes y a la espera de conseguir un acuerdo con los otros dos socios del tripartito, Compromís y València en Comú. La comisión de Hacienda se celebrará el próximo lunes, una reunión a la que asistirá Cosme en representación de Cecoval.

En cuanto al debate, será el primero en dos décadas donde participe de manera directa el alcalde. Es más, la previsión es que el discurso de Ribó dure aproximadamente una hora, mientras que las intervenciones de cada portavoz se quedarán en 16 minutos cada una.

Después habrá un segundo turno, precedidos por los turnos de palabra de las asociaciones que lo han requerido. Todas están inscritas en el registro municipal, mientras que los representantes de Cecoval podrán ir si quieren como invitados. En los últimos años se recuperó este debate a petición del PSPV pero sin la participación de Rita Barberá.